Lionel Messi recibe el premio The Best, como el mejor jugador de la temporada anterior, de manos de Gianni Infantino, presidente de la FIFA. (Foto: AFP / Marco Bertorello)
Lionel Messi recibe el premio The Best, como el mejor jugador de la temporada anterior, de manos de Gianni Infantino, presidente de la FIFA. (Foto: AFP / Marco Bertorello)
Julio Vizcarra Torres

Jefe de Mesa Digital de la Zona Deportiva

julio.vizcarra@comercio.com.pe

El gol vale más. Siempre y en cualquier circunstancia. La última demostración fue el otorgado a , por delante del defensor Virgil van Dijk y Cristiano Ronaldo. Genera polémica, sin llegar a la exageración, que el argentino haya ganado por primera vez esta distinción. Sin embargo, la campaña del ‘10’ de Barcelona, comparada con la del zaguero del Liverpool, no fue la mejor para quedarse con el galardón que destaca la temporada hecha por cada futbolista.

Messi anotó 51 goles en 50 encuentros, además de alzar una nueva Liga española con el Barcelona. De allí en adelante, el atacante fue en decepción tras decepción. Quedó fuera de la final de la Champions League ante Liverpool, duelo en el que el Barza no pudo defender un 3-0 en Anfield, escenario en el que ‘Lio’ terminó otra vez cabizbajo.

Después llegó la final perdida en la Copa del Rey. Valencia sorprendió al equipo culé, imponiéndose 2-1. Nuevamente, la imagen de la televisión mostró a Messi mirando hacia el césped, ahogando su frustración. La escena no cambió con la selección argentina. El crack de 32 años se tuvo que conformar con el tercer puesto en la Copa América de Brasil, en un torneo en el que apareció por momentos.

Por eso, si uno busca argumentos para darle la razón a la FIFA se tiene que colgar de los 51 goles, cifra normal solo para el argentino y Cristiano Ronaldo. La otra cara de la moneda es la historia de los defensores y arqueros.

¿Cuántos cortes o mano a manos realizó Virgil van Dijk en la temporada anterior? Realmente difícil de llevar esa estadística. ¿O cuántas atajadas de gol tuvo Alisson Becker? Podremos recordar una que otra, pero no contabilizarlas como las anotaciones.

Van Dijk, quien estuvo 65 días sin ser superado en el uno contra uno, fue vital en el Liverpool campeón de la Liga de Campeones. El zaguero holandés mostró solidez, anticipación, gran fortaleza en el mano a mano y un juego aéreo contundente en ambas áreas. Aquello lo trasladó a su selección, que llegó a la final de la Liga de las Naciones y cayó frente al cuadro portugués liderado por Cristiano Ronaldo.

Tranquilamente, Alisson pudo estar discutiendo el The Best. El golero fue tan figura del Liverpool como Van Dijk y además alzó la Copa América con Brasil. En aquel certamen, en el cual solo Paolo Guerrero pudo anotarle, tuvimos ocasión de verlo y la sensación que dejaba era la de un arquero al que solo se le anota de penal o por un rebote.

Después de leer y escuchar comentarios de hinchas y periodistas, la sensación que dejó este último The Best es que la FIFA también perdió credibilidad en este campo. Más aún, luego de que el capitán de Nicaragua, Juan Barrera, negara que hubiese votado por Lionel Messi, como indicó en sus reportes el máximo ente del fútbol.

Lionel Messi

No te pierdas

No te pierdas