La portada de El Comercio al día siguiente del error arbitral que dejó a la selección peruana Sub 20 fuera del Mundial. Juan Carlos Oblitas era el técnico.
La portada de El Comercio al día siguiente del error arbitral que dejó a la selección peruana Sub 20 fuera del Mundial. Juan Carlos Oblitas era el técnico.
Pedro Ortiz Bisso

Como tantas otras veces, un gol había privado a Perú de una clasificación. Mar del Plata, 25 de enero de 1999. La que dirigía acaba de empatar con Chile 2-2. Maldonado, en el minuto 85’, marcó el tanto que el boliviano Juan Luna validó, pese a los furiosos reclamos peruanos. La selección se quedaba a minutos de clasificar a un Mundial.

► 
► 

Horas después, a la 1:37 a.m., la habitación de Oblitas del hotel donde se alojaba la selección es un hervidero de maldiciones e indignación. El presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Nicolás Delfino, ha llegado con el caset para ver la repetición del gol. Lo acompañan el gerente de selecciones, Antonio García Pye, el dirigente César Torres, el preparador físico Jorge Machuca, el médico Julio Grados, el periodista argentino Elio Rossi -quien consiguió la grabación- y un pequeño grupo de periodistas peruanos, entre ellos los enviados de El Comercio. Esta es la imagen que resume el momento.

Los ojos de todos van y vienen al compás de lo que ordena el pulgar de Oblitas, que no tiene merced sobre el control remoto. "¡Ahí, ahí, párala ahí!", gritan varias voces. El pause obedece y la jugada maldita se congela en el instante que parte el pase desde la izquierda hacia el volante chileno. Hay cinco jugadores rivales detrás de los defensores peruanos ¿Adelantados? Sí, pero en posición pasiva. Uno de ellos, sin embargo, toma un rol activo al correr por la pelota: Maldonado, el autor del gol. El línea argentino Ángel Sánchez no levantó el banderín y el boliviano Juan Luna validó el tanto.

"Los otros chilenos también estaban adelantados porque estaban distrayendo la visión del arquero", "Sánchez se confunde con Ormazábal", "a un equipo argentino no se la hacían". Oblitas interrumpe alzando la voz: "Cuando yo me acerco a Sánchez le digo: ¡Si levantabas el banderín no pasaba nada, por Dios!, él me responde: "Pero el 11 no estaba en posición adelantada". "¡Pero los otros sí!", le replico. Ahí es cuando lo vi pálido y me dice "Yo soy honesto". "En ese instante me di media vuelta y regresé a la banca. Una persona que es honesta no tiene por qué decirlo".

El reloj se acerca a las dos de la madrugada y Delfino cierra la reunión: "Vamos a pedir que sancionen no sólo al juez de línea, sino también al árbitro por no haber cobrado un offside evidente". La rabia mantiene los ceños adustos. Es hora de irse, pero no habían ganas ni de dormir.

Datos
○ Oblitas jugó dos mundiales y fue ayudante de Vladimir Popovic en 1993
○ Actualmente es director de selecciones nacionales, con contrato hasta el 2022

Si quieres ver al detalle la cobertura que hizo DT de El Comercio sobre encuentro, haz clic en las siguientes imágenes.

No te pierdas

No te pierdas