(Foto: Asobancaria)
(Foto: Asobancaria)
Redacción EC

Hoy se presentó la Guía para la emisión de en el Perú, un documento que sintetiza los lineamientos y las mejores prácticas internacionales que las instituciones públicas y privadas deben tener en cuenta para la emisión de bonos verdes en el mercado peruano.

Esta iniciativa, comandada por el Gobierno del Reino Unido y la (BVL), busca impulsar el desarrollo local de proyectos de inversión que contribuyan con el crecimiento económico nacional y, sobre todo, con la . De este modo, se apunta a promover la creación de un mercado de deuda donde los fondos recolectados contribuyan a mitigar el cambio climático.

El tamaño global de mercado de bonos alineados al cambio climático asciende a US$895 mil millones. En el 2017, las emisiones de bonos verdes crecieron 78%, hasta US$156 mil millones, registrándose más de 1.500 emisiones y 239 emisores nuevos, lo que refleja el dinamismo que está cobrando este mercado.

“Esta guía es un paso más de un proceso que busca aprovechar todo el potencial de la Bolsa de Valores de Lima para el desarrollo de un mercado de bonos verdes robusto, líquido y confiable", afirmó Marco Antonio Zaldívar, presidente de la BVL.

LA GUÍA

El documento orienta a las instituciones emisoras para que estas tengan en cuenta principios de transparencia, divulgación de información y reportes que permitan que el mercado (inversionistas, estructuradores, supervisores, etc.) realice un seguimiento adecuado de los proyectos.

De este modo, presenta lineamientos para el uso de los recursos involucrados en el instrumento, la evaluación y selección de proyectos elegibles, la gestión de los recursos durante la vida del bono, las revisiones externas necesarias para validar lo presentado por el emisor, y finalmente la presentación y difusión de los reportes de la performance del proyecto.

Los bonos verdes se someten al mismo entorno legal exigible a los instrumentos de deuda del mismo tipo. Esta guía ofrece, adicionalmente, una serie de principios reconocidos internacionalmente para que la emisión de los bonos verdes sea confiable para el mercado.