Niños de 12 años son entrenados por delincuentes para asesinar
Niños de 12 años son entrenados por delincuentes para asesinar

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ / 

CORRESPONSALES 

En La Libertad, se considera un sicario experimentado a un menor de 16 o 17 años, el que puede llegar a cobrar entre 400 y 1.000 soles por asesinato. Pero hay otro grupo, el de los adolescentes que recién se inician, aquellos que acaban de dejar de ser niños y se preparan para ingresar a las llamadas escuelas de sicarios, lugares en donde son adiestrados para matar por encargo.

Según fuentes de inteligencia de la policía, las organizaciones criminales de diferentes zonas del país captan a adolescentes cada vez de menor edad. Ahora niños de 12 años no solo conviven entre delincuentes, sino que ya tienen experiencia en el manejo de armas. Los menores son usados para burlar penas de cárcel, debido a que las sanciones para ellos son mínimas según el Código del Niño y del Adolescente.

Ayer, la policía presentó a dos peligrosas bandas de sicarios que operaban en Chincha. Junto a estos delincuentes fueron intervenidos cuatro menores de edad, uno de ellos de apenas 12 años. No obstante su vinculación con delincuentes, la Fiscalía de Familia dispuso que los menores sean custodiados por sus padres.

El fiscal provincial de Chincha, Wilgen Vidal Sotomayor, confirmó que las bandas de sicarios tienen entre sus miembros a menores de 12 y 16 años, “muchos de los cuales ya han participado en asaltos, extorsiones e incluso asesinatos”.

Según informó, los adolescentes se inician como campanas y luego se convierten en los ejecutores. Para el fiscal, constituyen una mano de obra barata respecto al precio de asesinos de mayor edad. Por eso también los reclutan.

‘Escuela’ de asesinos
Una operación policial realizada la semana pasada en el sector Los Postes, en Paiján (La Libertad), puso al descubierto que prontuariados delincuentes en el manejo de armas. 

“Les enseñan cómo cargarlas y cómo realizar disparos, e incluso cómo moverse en una situación extrema”, señaló a El Comercio el jefe policial de la región La Libertad, general PNP César Gentille Vargas. 

En aquella intervención, los agentes de la policía llegaron a un terreno y encontraron a cuatro personas, entre ellas dos menores, que realizaban tiros de entrenamiento. Entonces, se desató una balacera que acabó con la vida de un muchacho de 17 años.

El presidente de la Coordinadora Regional de Seguridad Ciudadana, César Montes Asmat, reveló que en Trujillo existen por lo menos tres ‘escuelas’ de sicarios cuyos propietarios son avezados delincuentes de agrupaciones criminales como Los Pulpos, Los Ochenta y La Jauría.

Indicó que en las ‘escuelas’ les enseñan a extorsionar y matar. Además, se les proporciona alimentación, techo y un pago de S/.500 por integrar la organización criminal.  

La policía de inteligencia revela que  Áncash, La Libertad e Ica son semilleros de sicarios. Luego, los jóvenes asesinos migran a departamentos como Piura, Lambayeque, Lima y Arequipa para ofrecer sus servicios y sembrar el terror.

El Callao, según la PNP, también entrena a menores de edad para que sean sicarios.

ÚLTIMOS CASOS
7/12/2013
Un joven de 17 años fue asesinado de 10 balazos en el parque Chim Pum Callao, ubicado en el cruce de las avenidas Pacasmayo y Bocanegra, en el primer puerto.  Pertenecía a una banda delictiva. 
 
17/3/2014
La Dirincri rescató a un niño de 12 años que había sido reclutado por una banda de sicarios y extorsionadores de construcción civil, que operaba en Ica.
 
21/3/2014
Cuatro adolescentes que realizaban prácticas de tiro con delincuentes adultos fueron sorprendidos en Paiján. En medio de la balacera falleció un menor.
 
26/3/2014
También en Paiján, dos presuntos sicarios, uno de 13 años y otro de 16, fueron intervenidos por la policía. Los adolescentes se desplazaban en un mototaxi, se presume que para cometer un crimen.