Redacción EC

Tres horas después de que se encontrara un cuerpo en uno de los pozos de agua de la Plaza de Armas de Cerro Azul (), buzos especializados de la Policía de Salvataje retiraron los restos que serían de la niña Xohana, desaparecida desde el último jueves.

Tras las labores de rescate, el jefe de la Región Policial de Lima, general PNP Gastón Rodríguez, dijo que "todo hace pensar que es la niña (Xohana), por la vestimenta y el tamaño". La identificación plena -comentó el oficial- la harán especialistas del Ministerio Público.

Fue el pescador Édgar Ramírez quien, ante el llamado de la policía, realizó la primera inspección de los pozos luego de que un vecino alertara sobre la posibilidad de que la niña haya caído.

Es así que, equipados con tanques de oxígeno y otros implementos de seguridad que los ayudaron a ingresar al recinto de tres metros de profundidad, los salvavidas policiales lograron extraer el cuerpo.

Dicho pozo, así como otros dos que se encuentran en las áreas verdes, es una sala de bombeo y estaba cubierto por una tapa de fierro que fácilmente se abren. Estos suministraban agua a las piletas de la plaza y tendrían una profundidad de casi tres metros.

La Policía Nacional acordonó la Plaza de Armas de Cerro Azul y colocó paneles alrededor del pozo para evitar el ingreso de público que podría afectar el trabajo del personal especializado. Tras recuperar el cadáver, se determinará su identidad y confirmará si se trata de la niña Xohana Guerra, de dos años de edad, quien desapareció el pasado jueves 16 de agosto cuando jugaba en ese lugar.

Gastón Rodríguez detalló que el cadáver infantil será llevado a la Morgue de la ciudad de Cañete. También afirmó que tras este hallazgo la investigación policial de este caso pasó a la División de Homicidios luego de estar en principio en la División de Secuestros, dado que se pensaba que la menor había sido secuestrada.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS