Contagios por el desorden en los mercados han agravado la crisis. (Foto: César Campos)
Contagios por el desorden en los mercados han agravado la crisis. (Foto: César Campos)

El avance acelerado del coronavirus en el Perú alcanzará sus niveles máximos en los próximos días. Solo en la última semana los casos de COVID-19 aumentaron en 76% en el ámbito nacional, mientras que las muertes, en 78%.

La tendencia que sigue el contagio ha sido estimada por organismos y estudios internacionales. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el pico de casos se verá en las siguientes dos semanas. De otro lado, según análisis de la Universidad de Singapur para varios países estima que el descenso de la curva epidémica en el Perú se produciría entre los últimos días de mayo y fines de julio.

En aumento

¿Cuál será la situación de la epidemia en los próximos días? Leslie Soto, infectólogo del Ministerio de Salud, señala que si bien el pico de la enfermedad debió registrarse hace una semana, la falta de cumplimiento de la cuarentena ha ocasionado que la situación crítica se incremente y traslade hasta mediados de mayo.

“El máximo se alcanzará entre la primera y segunda semana de mayo. La idea de las restricciones era retrasar su llegada, pero las medidas fueron cumplidas de forma parcial. Quizá la ventaja de alcanzarlo sea que habrá menos gente que pueda infectarse y bajar el aumento de casos”, explica.

El especialista añade que el período de contagio disminuiría en junio solo si continúan las medidas de aislamiento social.

Al aumento pronunciado de casos le seguiría el de muertes. Luis Suárez Ognio, exdirector del Instituto Nacional de Salud, señala que el pico de este indicador ocurrirá dos o tres semanas después del primero, dado que los casos graves tardan algunos días en evolucionar. Asimismo, resalta que el COVID-19 debe observarse analizando las curvas de contagio de cada región.

“No todas las regiones iniciaron la actividad epidémica en simultáneo. Primero fue el norte. Luego Huancayo, que es la ciudad con mayor comunicación terrestre con Lima, mientras Iquitos lo es por vía aérea. En la capital, los primeros casos fueron en las zonas residenciales que podían viajar al extranjero y ahora se ha extendido a la periferia”, explica.

Miguel Palacios Celi, decano del Colegio Médico del Perú (CMP), considera que es imposible prever cuántos casos se alcanzarán dado el comportamiento dinámico del COVID-19. Sin embargo, la curva epidémica sigue en ascenso y continúa en fase de alta transmisión. Su gremio estima que cada infectado contagia a tres personas más. Para bajar la incidencia este indicador debe ser menor que uno.

Medidas por adoptar

¿Qué estrategia puede aplicar el Ejecutivo para frenar el brote? Suárez Ognio recomienda reforzar la ayuda a las direcciones regionales de salud (Diresa), ya que reportan limitaciones tanto de hospitales como de camas UCI. Según su análisis, mientras Lambayeque y Loreto ya tienen una transmisión sostenida, en regiones como Puno y Apurímac recién comienzan los contagios.

“No hay una receta promedio. En lugares donde se inicia se puede hacer contención, detectar casos y aislarlos. En otros, donde la enfermedad está diseminada, el objetivo es garantizar la atención”, apunta.

Para Palacios Celi, el Gobierno debe incidir en medidas como el aislamiento social interdiario, así como en intervenciones sanitarias con el apoyo de las municipalidades y organizaciones vecinales.

“Pedimos aplicar el toque de queda dejando un día en las dos semanas que quedan. Hay que realizar el tamizaje mediante un cerco comunitario, un mapeo referenciado que se apoyen en las municipalidades, para identificar los casos positivos y aislarlos”, opina.

VIDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra alerta foco de infección en centro de abastos

Coronavirus en Perú: Martín Vizcarra alerta foco de infección en centro de abastos

TE PUEDE INTERESAR