Hospital Hipólito Unanue todavía no ejecutó más de S/5 millones que le asignó el MEF para combatir al Covid-19. (Foto: El Comercio)
Hospital Hipólito Unanue todavía no ejecutó más de S/5 millones que le asignó el MEF para combatir al Covid-19. (Foto: El Comercio)

Unidad de Investigación

A la fecha, 17 hospitales a cargo del Ministerio de Salud (Minsa) no están utilizando todos los recursos destinados por el Gobierno para combatir el avance del coronavirus. Estos centros de salud ubicados en Lima solo ejecutaron S/44’801.541 de los S/155’129.153 que les asignó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), según el portal de Consulta de Ejecución del Gasto de Recursos para el COVID-19 de esta entidad. Esta cifra equivale a un 28,88% del total.

Hasta el 4 de junio del 2020, solo uno de los 17 hospitales a cargo del Minsa ejecutó más del 50% del presupuesto que se le asignó para combatir el Covid-19. (Infografía: El Comercio)
Hasta el 4 de junio del 2020, solo uno de los 17 hospitales a cargo del Minsa ejecutó más del 50% del presupuesto que se le asignó para combatir el Covid-19. (Infografía: El Comercio)

El 11 y 16 de marzo pasado, los decretos de urgencia 25-2020 y 26-2020 autorizaron la utilización de los presupuestos de las unidades ejecutoras (hospitales) para la contratación de personal, solventar el diagnóstico y tratamiento de coronavirus, la compra de suministros médicos, financiar acciones de bioseguridad, habilitación de espacios físicos para la provisión de los servicios de salud y otros.

Desde esta modificación del presupuesto hasta el 4 de junio, es decir, 86 días después, estos nosocomios no han gastado S/110’327.612, a pesar de la disponibilidad de recursos. Nueve ejecutaron menos del 25% del dinero asignado.

Los hospitales San Juan de Lurigancho, Madre Niño – San Bartolomé y Carlos Lanfranco La Hoz son los que menor avance tienen con 10,4%, 12,3% y 12,7%, respectivamente.

En diálogo con El Comercio, Ernesto Robles, médico del hospital San Juan de Lurigancho, resaltó las deficiencias de ese centro de salud. “El coronavirus refleja la falta de gestión que ha provocado que el hospital haya colapsado en la atención. No hay equipos de protección personal (EPP), tampoco se ha implementado la infraestructura necesaria para brindar una mejor atención a los pacientes, hay trabajadores contagiados”, afirmó.

"El coronavirus refleja la falta de gestión que provocó que el hospital haya colapsado", cuenta Ernesto Robles, médico del Hospital San Juan de Lurigancho.
"El coronavirus refleja la falta de gestión que provocó que el hospital haya colapsado", cuenta Ernesto Robles, médico del Hospital San Juan de Lurigancho.

“Los médicos reclaman sus EPP, la falta de insumos para el tratamiento de los pacientes, la falta de camas, de bienes para poder atenderlos”, agregó.

En total, el centro de salud ejecutó S/224.045 de los más de S/2 millones que le asignaron.


-Esperando insumos-

El Hospital Dos de Mayo fue el centro de la noticia hace dos semanas: contaba con 40 camas UCI que no eran utilizadas por problemas con el sistema de ventilación de sus pabellones mientras los pacientes de Covid-19 eran tratados en carpas instaladas en el estacionamiento.

En este caso solo ejecutó S/2’846.067 de los S/8’934.475 que tiene disponibles.

Al conocer estas cifras, Marco Antonio Cumpa, secretario general del sindicato de trabajadores del hospital, señaló con impotencia que “Hay pacientes con balones de oxígeno echados sobre cartones en el estacionamiento y en la cancha de fulbito, mientras en nuestra UCI hay equipos sin uso […] Estamos hablando de un desorden, de una indolencia mientras los pacientes siguen falleciendo”.

Pacientes hacen fila para ingresar a Emergencias del Hospital Dos de Mayo. (Foto: GEC)
Pacientes hacen fila para ingresar a Emergencias del Hospital Dos de Mayo. (Foto: GEC)

Agrega que no solo no se dan abasto con los pacientes, sino que han reducido la cantidad EPP que distribuyen.

“Tenemos que cuidar y proteger el poco material que hay y ahora se van a dar cuatro mascarillas al mes, una mascarilla por semana cuando tenemos que estar en contacto con pacientes de Covid-19. Una por semana cuando nosotros hacemos seis guardias de 24 horas. Hay una cantidad excesiva de técnicos de enfermería, de enfermeros que están contagiados y no los podemos atender”, denunció.

Documento entregado a personal del Hospital Dos de Mayo indicándoles que entregarán cuatro respiradores N95 al mes. (Foto: El Comercio)
Documento entregado a personal del Hospital Dos de Mayo indicándoles que entregarán cuatro respiradores N95 al mes. (Foto: El Comercio)

Esta situación se repite en el Hipólito Unanue.

“Estoy muy mal, me está faltando el oxígeno”, le dijo un camillero del centro de salud que se infectó mientras trabajaba con pacientes de coronavirus a Miguel Armas, secretario del sindicato de trabajadores del nosocomio. Llamó a su colega porque no le estaban brindando un balón de oxígeno en el área de triaje diferenciado.

“Acá no sé si quieran atenderme”, añadió.

“El paciente que llega ya es decisión de Dios. Trabajo en el [área de] Covid, yo mismo los embolso, yo los llevo al mortuorio. El paciente ya viene a morir”, contó Miguel Armas en una entrevista días después.

Pacientes de Covid-19 en el Hospital Hipólito Unanue - clipped version

Tiene miedo, pero aseguró que es su deber seguir velando por la salud de los enfermos. “Es un hospital Covid, solamente hay que atender a los pacientes y sobrevivir a lo que se viene. Es una película de terror”, relató.

Al ser consultado respecto a si se logra apreciar el avance en la ejecución presupuestal del hospital, más de S/4,5 millones de los más de S/10 millones asignados desde que inició la emergencia, preguntó “¿En qué gastaron? ¿Por qué se contagian los trabajadores, por qué no hay ventiladores, por qué no hay EPP completo? ¿Qué es lo que está pasando?”.

Cabe resaltar que el Minsa solo registra un avance del 20.8% del total de recursos asignados por el MEF.


-El avance real-

Luis Ñáñez, director de Planificación, Presupuesto y Modernización del Minsa, indicó que la mayor parte del presupuesto asignado para los hospitales está destinado a cubrir la mensualidad del personal y por ello todavía no aparece el devengado de mayo.

“[El monto que no se ha avanzado] sí es correcto. Este devengado se está dando de manera mensual porque la mayor parte corresponde a servicios de terceros, contratos administrativos de servicios y pagos por servicios complementarios”, sostuvo y añadió que tienen un compromiso mensual de pago que promedia el 60% de avance.

Personal del Hospital Hipólito Unanue protestó cuatro veces por falta de Equipos de Protección Personal y pagos a terceros. (Foto: GEC)
Personal del Hospital Hipólito Unanue protestó cuatro veces por falta de Equipos de Protección Personal y pagos a terceros. (Foto: GEC)

También señaló que “se está asignando presupuesto para gastos operativos de los hospitales, la operatividad que demanda la propia prestación de servicios. Una parte para suministros médicos y EPP, pero que nos pueda permitir abastecer un periodo de dos meses mientras se hace la compra grande a nivel de Cenares”.

Agregó que los hospitales dependientes del Minsa tienen un plazo de 30 días para regularizar sus contratos durante el estado de emergencia, lo que “no evidencia el real avance de los contratos”.


-Entre el mercado y la gestión-

Para Flavio Ausejo, especialista en políticas públicas de la Escuela de Gobierno de la Universidad Católica, el retraso en la ejecución de los presupuestos puede ocurrir por la falta de proveedores y por el temor de los encargados a ser investigados por contraloría debido a la compra de artículos con sobreprecio.

“El responsable puede tener temor de comprar bajo un escenario de crisis porque después viene contraloría y le dice por qué compró algo en el histórico que ahora están vendiéndolo a menor valor. […] Además, la poca ejecución puede deberse a la falta de proveedores a quien comprar”, señaló.

Carlos Casas, decano de la Facultad de Economía y Finanzas de la Universidad del Pacífico, coincidió en ese punto, pero agregó que la diferencia de la capacidad de gasto entre hospitales se debe a su gestión.

“Los mercados suelen ser muy volátiles en tiempos de crisis […]. Contraloría en conjunto con el hospital deberían supervisar para que se tomen las decisiones, pero no tiene tanta gente”, resaltó.


El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardíacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Debo usar mascarilla para protegerme del coronavirus?

Si no tiene síntomas respiratorios característicos del COVID-19 (tos) ni debe cuidar de alguien que esté infectado, no es necesario llevar una mascarilla mientras esté en casa. La OMS recomienda evitar su uso, debido a que en esta pandemia, estos implementos puede escasear. Ahora, recuerde que si usa uno, este es desechable; es decir, solo se puede utilizar una vez.