Redacción EC

Una persona incapaz de hacer daño y que es adorada por la juventud. El director Joe Berlinger tenía esa percepción de . Entonces el realizador se propuso cambiar esa imagen en “Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile” (Extremadamente cruel, malvado y perverso). La película se estrena hoy en Netflix y sigue a una figura siniestra de la vida real: Efron interpreta a Ted Bundy, el asesino de mujeres estadounidense que fue ejecutado en la silla eléctrica en 1989, a los 42 años.

 

Por este estreno, recordamos a otros asesinos del cine y la televisión.

Norman Bates, de “Psicosis”
Anthony Perkins inmortaliza a este asesino en el clásico del director Alfred Hitchcock de 1960. Es un festín insuperable del lenguaje del cine: el montaje de esos cuchillazos en la ducha, la manera como se muestra el motel regentado por Bates y la angustiante música compuesta por Bernard Herrmann.

Hannibal Lecter, de “El silencio de los inocentes”
Solo este psiquiatra confinado por crímenes de canibalismo (Anthony Hopkins) puede descifrar un secuestro cometido por el andrógino Buffalo Bill. Hannibal Lecter es interrogado por la agente Clarice (Jodie Foster) en este duelo verbal memorable de 1991.

El asesino no identificado de “Zodíaco”
​Entre los años 60 y 70, varios asesinatos fueron cometidos presuntamente por una misma persona que, además, enviaba mensajes a los medios de comunicación. En este filme brillante del 2007, dos detectives intentarán cazarlo, como si quisieran encontrar también el sentido de la vida.

Edmund Kemper, de “Mindhunter”
Dos agentes son los pioneros en bosquejar los perfiles psicológicos de los criminales en esta serie notable del 2017. La serena y electrizante charla entre el asesino Edmund Kemper (Cameron Britton) y Holden Ford (Jonathan Groff) es un momento estelar de la televisión reciente.