La propuesta gráfica destacar por incluir escenas cotidianas, colores atractivos, tipografía hecha a mano y una cinta medidora debajo, con el mensaje "más distancia, menos contagio". (ADÑ)
La propuesta gráfica destacar por incluir escenas cotidianas, colores atractivos, tipografía hecha a mano y una cinta medidora debajo, con el mensaje "más distancia, menos contagio". (ADÑ)
Juan Carlos Fangacio Arakaki

Extrañamos los abrazos y los besos. Darlos y recibirlos. Porque la cercanía es propia de nuestra idiosincrasia: nos conecta, reúne y revitaliza. Entre las tantas cosas que el nos ha arrebatado, una de las que más nos cuesta aceptar es el contacto al que estamos acostumbrados. Por supuesto que también está el acercamiento por imposición –desde las colas en el banco hasta los viajes en el Metropolitano–, pero nos cuesta más renunciar a lo que en algún momento nos llenaba de felicidad.

Es por eso que surge la campaña Me Alejo porque te Quiero, que apunta a crear una nueva conciencia sobre las normas de distanciamiento social que impone la pandemia. “El lema hasta suena a vals, pero la idea es adoptarlo y aguantar un poco las ganas de dar un abrazo, a pesar de que hay gente a la que no vemos hace tiempo. Ya el próximo año será. Lo importante ahora es salvar vidas”, dice Charly Salinas, uno de los miembros de ADÑ, asociación de empresas de diseño del Perú. Un grupo de nueve firmas que se ha encargado de sacar adelante esta iniciativa.

“En la asociación siempre nos reunimos para pensar en ideas, y en esta coyuntura sentimos que teníamos una responsabilidad como comunicadores y diseñadores. Y por eso creamos esta línea con un mensaje claro, por la que no queremos nada a cambio. Este es un esfuerzo que hacemos en equipo y ad honórem, tomando mucho del tiempo de nuestros respectivos trabajos. Pero lo hacemos con convicción”, explica el creativo.

¿En qué consiste la campaña? En una serie de gráficas impactantes y memorables que motivan a la población a cambiar de actitud. Cada una se basa en una imagen de interacción cotidiana –la compra en la bodega o el mercado, el paseo por el parque, la espera del bus–, en la que se muestra el necesario distanciamiento. El diseño es también amable: tipografía hecha a mano, de toque humano, con una paleta de colores atractiva y formas orgánicas e irregulares. Todo rematado con un mensaje directo: más distancia, menos contagio.

Los afiches también se presentan en lenguas originarias como el awajún, el ashaninka o el quechua Cusco Collao. (Foto: ADÑ)
Los afiches también se presentan en lenguas originarias como el awajún, el ashaninka o el quechua Cusco Collao. (Foto: ADÑ)

ESFUERZO CONJUNTO

Salinas explica que la idea de Me Alejo porque te Quiero nació frente a la falta de una comunicación clara sobre el tema: “El Gobierno reaccionó rápido frente a la pandemia, pero luego notamos que no se estaba haciendo especial énfasis en el distanciamiento, que es clave. Sentimos que sus mensajes están disparados en diferentes sentidos, pero sin un plan claro y ordenado”.

“Lo de ‘Quédate en tu casa’ estuvo bien, pero eso funcionó unas pocas semanas. Después surgió la necesidad de salir. A algunos nos funciona seguir en cuarentena, pero la mayor parte de los peruanos necesita ganarse el pan cada día. Y entonces tomar distancia es fundamental. Vimos ejemplos de otros países, seguimos las recomendaciones de la OMS y otras entidades, y aterrizamos la campaña”, agrega.

Tras desarrollar el concepto, las empresas miembro de ADÑ comenzaron un proceso de búsqueda de aliados para transmitir su mensaje. Hasta el momento, se han sumado instituciones como Essalud, la Municipalidad de Lima y el Ministerio de Cultura, así como varias empresas privadas. Un apoyo fundamental ha sido el de la asociación Hombro a Hombro, que desde hace algunos años se encarga de articular el trabajo del sector privado con el del Estado para llevar donaciones y ayuda a sector vulnerables. Y en esta coyuntura su acción es vital.

“En el 2017, nosotros aprendimos muchísimo con la experiencia de El Niño costero –cuenta Juan Manuel Arribas, director de Hombro a Hombro–. Y ahora con la pandemia hemos estado canalizando la mayor cantidad de donaciones posibles. Pero creíamos necesaria también una estrategia de comunicación, y llegó desde ADÑ. Era perfecta, ya estaba hecha”.

Arribas considera que la campaña ha sido muy inteligente en aterrizar el mensaje en situaciones cotidianas. “Ahora hemos conseguido el apoyo de algunas empresas que tienen camiones repartidores de productos, y con eso esperamos tener un alcance mayor. También nos gustaría estar en los circuitos cerrados de los bancos y otros lugares con esa exposición. La idea es que más empresas tomen la campaña y la revienten en sus propios medios”, agrega.

Por el momento, Me Alejo porque te Quiero ha comenzado a moverse en canales digitales. Posteriormente, y cuando las imprentas del país puedan reactivarse, se comenzarán a imprimir afiches, ‘banners’, vallas y otros elementos para que tenga el mayor alcance posible. Una de las vías será aliarse con empresas que puedan llevar las gráficas a mercados y tiendas de todo el país.

En esa línea, la iniciativa también se ha adaptado a la diversidad de lenguas que existen en diferentes regiones del Perú, con afiches en quechua (hasta en tres de sus variedades), asháninka, shipibo konibo y awajún. “Hoy más que nunca se hace necesario ser inclusivo en el mensaje”, dice Salinas. Además, como señala ADÑ en la presentación de la campaña, si bien la campaña está concebida como propuesta gráfica, puede ser adaptada a versiones radiales, televisivas, animadas, etc. Todo según la creatividad de quienes la hagan suya.

Algunas de las ideas de aplicación de la gráfica de la campaña "Me Alejo porque te Quiero". (Fotos: ADÑ)
Algunas de las ideas de aplicación de la gráfica de la campaña "Me Alejo porque te Quiero". (Fotos: ADÑ)

LA CAMPAÑA

Todas las gráficas de la iniciativa de la asociación ADÑ están a disposición de los interesados en utilizarlas y difundirlas. Pueden encontrarlas en la página web

TE PUEDE INTERESAR