Bruno Odar: "Pongo las manos al fuego por Salvador del Solar"

es un actor inconforme. Se muestra indignado por la actitud de la gente que mira por sobre el hombro a los artistas. Se apasiona cuando habla de RodArt, proyecto que tiene con Vania Masías y Desiré Mandrile para subirse a un tráiler equipado con un escenario y llevar lo mejor de las disciplinas que practican a la calle; pero se indigna al recordar las críticas que recibió su amigo Salvador del Solar cuando juramentó como nuevo ministro de Cultura. Para él, estos cuestionamientos provienen de una profunda falta de conocimiento. "Es una vergüenza que los congresistas critiquen a Salvador del Solar", manifiesta.

Por lo pronto, a Odar no le queda otra que seguir combatiendo con el arte como punta de lanza. Después de todo, ahora él mismo hará camino al andar.

—¿Se puede vivir de este tipo de iniciativas?

Bueno, con Vania Masías y Desiré Mandrile queremos sacar adelante el proyecto en cada una de nuestras áreas, estamos abiertos a otras disciplinas, a hacer festivales... Por un lado está el servicio que ofrecemos con un camión totalmente equipado como escenario, y por el otro, el de peregrinaje, de llevar el arte al público, porque hay mucha gente que prende la televisión y solamente ve "Al fondo hay sitio"; no puede ir hasta Miraflores o no tiene para pagar una entrada al teatro. Esta es una idea maravillosa para difundir el arte.

En guardia. Cansado de los escenarios tradicionales, Bruno Odar se sube a un tráiler y acerca su arte al pueblo.

En guardia. Cansado de los escenarios tradicionales, Bruno Odar se sube a un tráiler y acerca su arte al pueblo.

—Ahora que ya terminó "Al fondo hay sitio", ¿este tipo de iniciativas son las que coparán tu agenda?

En realidad nunca dejé de trabajar en el teatro. Por más que estuve en "Al fondo hay sitio" siempre enseñé y actué en cine y teatro. Ahora en el 2017 le daremos fuerte a esto. No hay propuestas para hacer televisión, pero vuelvo a Microteatro en enero.

—Una de las fortalezas de Microteatro es su cercanía con el público. ¿Crees que las artes escénicas han perdido eso?

Sí, creo que es hora de volver a las raíces. Creo que RodArt es necesario en estos días en que hay hambre de arte, de educación. Además, el arte también es una vía de escape al trajín de la vida.

—¿Siempre tuviste aversión por los escenarios de teatro tradicional?

Sí. Soy de esos espectadores que no están tranquilos viendo una obra de dos horas. Y como soy director, ando viendo las luces... Si la historia no me atrapa, me aburro mucho. Necesito moverme. Como director siempre he querido que el público esté inmerso en mi obra, y para eso se necesita un escenario no convencional. Lo que tenemos que hacer con el arte es atrapar al espectador, atraerlo. Aquí en el Perú el teatro no forma parte de la cultura peruana. La gente prefiere ir a comer. Nuestro gran problema es la falta de identidad, y ahí el gobierno tiene que apoyarnos.

—¿Crees que el apoyo llegue ahora que Salvador del Solar ha sido nombrado ministro de Cultura?

Ojalá que lo dejen trabajar. Yo pongo las manos al fuego por Salvador, lo conozco hace mucho tiempo, somos amigos, me ha dirigido en la película "Magallanes". Es un tipo correcto y siempre ha tenido una diplomacia encantadora. Sé que va a luchar por sus objetivos.

—Tras su designación lo criticaron por ser actor.

Él es abogado, tiene maestrías en el extranjero. Y con su amor por el arte y la cultura es suficiente para que haga una buena labor. ¿Qué estamos esperando? ¿Qué más queremos para el Ministerio de Cultura que un artista? Alguien cercano. Es tirado de los pelos criticar a Salvador. El pueblo tiene que saber lo que significa ser artista. Y veo que los congresistas no le dan el valor suficiente a eso. ¿Qué pasaría si Salvador hubiese sido solamente actor? ¿Lo criticarían por eso? Esa es la falta de conocimiento que se tiene del arte en el Perú.

—¿Es un prejuicio que tienen muchos políticos?

Cómo es posible que entre los padres de la patria haya tanta ignorancia, tanta falta de aprecio al arte, cuando el arte es parte del Perú. Eso es bien antipatriótico. Hay que informarse y averiguar quiénes son los artistas en el país. No solo somos los de "Al fondo hay sitio", hay gente que trabaja por el arte en Lima y en el Perú. Que se pongan investigar, ya es hora.

MÁS INFORMACIÓN
Presentación de RodArt
Lugar: Municipalidad de La Molina.
Dirección: Av. Ricardo Elías Aparicio 740.
Día y hora: miércoles 21 de diciembre, 4 p.m.
Ingreso libre.