Las plataformas virtuales han reemplazo, momentáneamente, a las salas de teatro. (Ilustración: El Comercio)
Las plataformas virtuales han reemplazo, momentáneamente, a las salas de teatro. (Ilustración: El Comercio)
Juan Diego Rodriguez Bazalar