El ministro de Justicia de Corea del Sur, Cho Kuk, pronuncia un discurso durante la ceremonia de su nombramiento en Gwacheon, el pasado 9 de septiembre. (AFP)
El ministro de Justicia de Corea del Sur, Cho Kuk, pronuncia un discurso durante la ceremonia de su nombramiento en Gwacheon, el pasado 9 de septiembre. (AFP)
Redacción EC

Seúl. La fiscalía registró hoy el domicilio del nuevo ministro de Justicia de, Cho Kuk, como parte de la investigación por supuestos delitos de que lo implicarían a él y a su familia.

Los investigadores registraron el domicilio del político en el sur de Seúl en busca de pruebas sobre la falsificación de documentos, delito que se le imputa a su esposa, para que la hija de ambos lograra plaza en una facultad de medicina, informó la agencia de noticias Yonhap.

La fiscalía cree que ambos podrían haber tratado de destruir pruebas en torno a esta falsificación. Según Yonhap, esta también es la primera vez que la fiscalía registra el domicilio de un ministro en activo.

Ya en agosto, antes de su nombramiento, la fiscalía registró una veintena de recintos en relación con este supuesto delito y también con las inversiones de la familia de Cho en un fondo de capital privado que podría haberse beneficiado de la influencia del político.

Este fondo invirtió a mediados de 2017 (cuando Cho era secretario presidencial para asuntos civiles) en un pequeño fabricante de alumbrado público, del que se convirtió en accionista mayoritario y cuyo valor se disparó de repente tras conseguir la empresa varios contratos públicos.

Muchos partidos políticos han protestado enérgicamente el nombramiento de Cho, a principios de mes, como nuevo titular de Justicia debido a las acusaciones de la fiscalía.

Por su parte, Cho las ha rechazado todas y muchos creen a su vez que la fiscalía ha emprendido una caza de brujas contra él, ya que el ex secretario presidencial es considerado el arquitecto del plan para reformar al propio ministerio fiscal, que pasa por restarle competencias a este órgano en favor de la policía.

Cho Kuk, ministro de justicia de Corea del Sur, brindó una conferencia de prensa de 11 horas en la Asamblea Nacional en Seúl en un intento por salvar su reputación. (AFP)
Cho Kuk, ministro de justicia de Corea del Sur, brindó una conferencia de prensa de 11 horas en la Asamblea Nacional en Seúl en un intento por salvar su reputación. (AFP)

Su nombramiento le ha deparado al presidente de , Moon Jae-in, las peores cotas de popularidad desde que llegara al poder mediado 2017.

Tan solo en torno a un 40 % de los surcoreanos dan su aprobado en las últimas encuestas a Moon, cuyo capital político ya se ha visto desgastado este año por la mala situación económica y el deterioro de las relaciones con Corea del Norte.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS