La policía de Virginia asesinada en su primer día de trabajo
La policía de Virginia asesinada en su primer día de trabajo

Woodbridge. En su primer día en el cargo, la agente Ashley Guindon respondió una llamada que se habría convertido en rutinaria, si ella hubiera tenido una extensa carrera en las fuerzas del orden: un altercado doméstico en un vecindario suburbano bien cuidado.

Pero algo de antemano había salido terriblemente mal dentro de la casa en el norte de , , del sargento del ejército Ronald Hamilton, señaló la policía el domingo, y el breve periodo de Guindon con el Departamento de Policía del condado Prince William tuvo un final horrible.

Hamilton abrió fuego sobre Guindon y dos de sus compañeros agentes, causándole la muerte y dejando a los otros gravemente heridos, dijo el jefe de policía Stephan Hudson.

This undated photo provided by the Prince William County Police shows Officer Ashley Guindon. Ronald Williams Hamilton is being held without bond in the Prince William County Adult Detention Center on charges that include murder of a law enforcement officer, Guindon. (Prince William County Police via AP)

AP

De pie junto al funcionario electo de mayor rango del condado y jefe de fiscales, Hudson se mostró inexpresivo durante una conferencia de prensa el domingo mientras elogiaba la valentía, inteligencia y compasión de Guindon.

El jefe policial no ofreció detalles sobre lo que pudo haber provocado las acciones del agresor, que trabajó en el Pentágono y quien, de acuerdo con los vecinos, estaba a punto de ser transferido a Italia.

La discusión del sábado por la tarde entre Hamilton, de 32 años, y su esposa, Crystal Hamilton, de 29, había sucedido a lo largo del día, pero se intensificó después de que ella llamó a la línea de emergencias 911, reveló Hudson.

Hamilton mató a tiros a su esposa en algún momento entre su llamada a la policía y la llegada de los agentes, y los tres oficiales fueron baleados justo después de su arribo a la puerta frontal de la casa, afirmó.

Así tan pronto como la violencia inició, terminó, dijo Hudson, cuando Hamilton salió por la puerta principal para rendirse a la llegada de más agentes. El hijo de la pareja, de 11 años, se encontraba en casa al momento de la balacera y está siendo cuidado por parientes, explicó Hudson.

Guindon, de 28 años, murió en un hospital, donde los otros dos policías —Jesse Hempen, de 31, y David McKeown, de 33— recibían atención médica el domingo. La policía no ofreció detalles sobre sus heridas. Hudson dijo que sus vidas ya no se encuentran en peligro pero que enfrentan una larga recuperación.

Guindon, una ex reservista del Cuerpo de Infantes de Marina que contaba con una maestría en ciencias forenses, recibió capacitación de parte del departamento el año pasado pero salió por motivos personales, dijo Hudson. Ella se reincorporó al departamento este año y juramentó el viernes, lo que el departamento celebró con un tuit.

Fuente: AP

TAGS RELACIONADOS