Módulos Temas Día

Ni oposición, ni subordinación, por Gilbert Violeta

“En el oficialismo nos mantenemos expectantes, mientras que el fujimorismo parece disputarse la vocería del Gobierno”.

Gilbert Violeta Congresista de la República y portavoz de la bancada de PPK.

violeta

El primer ministro Villanueva ha afirmado que la pobreza y la lucha anticorrupción no se libran con discursos y palabras bonitas. Estamos de acuerdo. (Ilustración: Giovanni Tazza)

Tras la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski las distintas bancadas parlamentarias han asumido nuevos y originales roles. En el oficialismo nos mantenemos expectantes, mientras que el fujimorismo parece disputarse la vocería del Gobierno.

Peruanos por el Kambio (PPK) tiene el reto de honrar su compromiso con sus electores y respaldar políticamente al Poder Ejecutivo. Creemos que la gobernabilidad debe ser consistente con el equilibrio y la división de poderes. Bien podríamos decir entonces que nuestra postura no es, en lo absoluto, de oposición, pero tampoco de subordinación, sino de coordinación y respeto. Con ese ánimo asistimos a la sesión de investidura del nuevo Gabinete.

En su discurso, el primer ministro César Villanueva puso énfasis en cuatro ejes que consideramos fundamentales: i) la reconstrucción del norte, ii) la lucha contra la corrupción, iii) el diálogo político y iv) la reforma electoral. Cada uno de estos ejes refleja una preocupación, pero también una expectativa. La preocupación por lo que está mal y debe mejorarse, y una expectativa porque dichas vicisitudes se resuelvan de manera efectiva y en el marco de la democracia y la lealtad, que son constitucionales.

Muchas de estas medidas habían sido ya avanzadas por el gobierno del presidente Kuczynski. Ahí está, por ejemplo, el pedido de facultades que en diciembre del año pasado presentó la entonces presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Araoz, para reactivar la economía, luchar contra la corrupción y mejorar la recaudación tributaria. Dicha propuesta, sin embargo, no fue discutida por este Congreso, por lo que saludamos que, como todo hace indicar, esta vez sí lo sea, en el mejor ánimo de que se promueva y se optimice el diálogo político y la deliberación ciudadana.

Nuestra bancada cree en el diálogo y en el consenso. Desde hace varios meses hemos insistido en que este Congreso le permita al Gobierno cumplir con su agenda de trabajo, que le permita hacer las obras que los peruanos tanto necesitan. Obras que por mezquindad, o por obstruccionismo, no se pudieron hacer antes. El diálogo y la colaboración, empero, no deben confundirse con un cheque en blanco.

Nuestra bancada ha propuesto tres medidas concretas que están en sintonía con lo anunciado por el ministro Villanueva. Estas son: sancionar el financiamiento prohibido de las organizaciones políticas, reformar la Constitución para impulsar la bicameralidad y eliminar el voto preferencial.

Estas medidas deberían ser objeto de facultades legislativas.

La política peruana, tal como la conocemos, no da para más. Los peruanos piden un cambio urgente y nosotros no podemos mantenernos al margen de ese reclamo.

Seguiremos insistiendo en estas medidas, sin olvidar la necesidad de contar con un código electoral que sistematice la legislación electoral e impulse los cambios que el país requiere. La reforma electoral en este contexto no es, pues, una mera propuesta política, una iniciativa más que se pierde en el silencio de los tiempos, sino un remedio a una situación que ha alcanzado su punto más álgido en la experiencia de tensión y obstruccionismo que hemos vivido hace poco y que motivó la renuncia de un presidente de la República, pero también el desprestigio total de este Congreso.

El primer ministro Villanueva ha afirmado que la pobreza y la lucha anticorrupción no se libran con discursos y palabras bonitas. Estamos de acuerdo. El Perú no espera de sus líderes halagos y frases vacuas, espera decisión y medidas concretas.

Seguiremos trabajando para todos los peruanos.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada