Módulos Temas Día

Esterilizaciones forzadas: Entrevista a María Cecilia Villegas

La autora del libro “La verdad de una mentira” conversó con El Comercio acerca de la política de salud y planificación familiar del gobierno de Fujimori.

Esterilizaciones forzadas: Entrevista a Maria Cecilia Villegas

Esterilizaciones forzadas: Entrevista a Maria Cecilia Villegas

En una entrevista en vivo, vía la página de Facebook de El Comercio, la abogada María Cecilia Villegas conversó con el editor central de Opinión, Andrés Calderón, sobre los hallazgos de su investigación publicada en el libro “La verdad de una mentira” que ahonda en los casos de esterilizaciones forzadas ocurridos durante el gobierno de Alberto Fujimori.

Según explicó Villegas, su libro abarcó una investigación cuantitativa que buscaba, a través de data y estadísticas, determinar si durante el gobierno de Fujimori se implementó una política pública de esterilización masiva y, de ser así, si esta había sido forzada en las participantes del programa. “No es cierto que haya habido 300.000 víctimas de esterilización forzada, en realidad era un programa de salud reproductiva y planificación familiar”, indicó. La abogada señaló que el objeto principal de este programa era proveer con una gama de métodos anticonceptivos de uso voluntario a personas en condición de pobreza.

La autora indicó, por ejemplo, que en el año 1997 los procedimientos de anticoncepción quirúrgica voluntaria (AQV), también llamados ligaduras de trompas, representaron el 13% del total de métodos proveídos por el programa. Sostuvo que el programa “no podía ser política porque el universo al cual estaba dirigido fue muy poco con relación al total”. Respecto de la cantidad de víctimas, añadió: “Los números no apoyan esta hipótesis por la cantidad de mujeres que eligieron libremente los otros métodos que querían y por el número de denuncias que hay”.

Con relación a los reportes periodísticos en los que algunos médicos sostienen que habrían existido directivas que establecieron metas a las cuales debían llegar mensualmente y cuyos lineamientos no podían ser cumplidos en las condiciones dadas y con los recursos otorgados, Villegas manifestó que estos doctores estarían buscando "liberarse de responsabilidad".

La abogada reveló no haber encontrado alguna directiva del Ministerio de Salud que estableciera cuotas o metas que respalden estas denuncias. "Lo que hay son cuotas presupuestales y esto viene de cómo se crean los presupuestos públicos y de directivas del Ministerio de Economía y Finanzas. Cuando en un programa público se establece anualmente un presupuesto –y esto está basado en el número de usuarios que va a tener este programa– [es] sobre la base de esa cuota que se hace el presupuesto", explicó.

En esa línea, Villegas también sostuvo: "Yo no he encontrado evidencia, por ejemplo, de que se otorgue beneficios económicos a los médicos [...] en el ministerio no había presupuesto para bonos. Ni tampoco he encontrado ningún médico que haya sido despedido por no haber cumplido con estas supuestas cuotas de esterilización".

Asimismo, la autora comentó lo que a su parecer fueron las principales fallas que presentó el programa de planificación familiar del gobierno de Fujimori entre los años 1995 y 2000: “En principio yo creo que hubo varios errores en la implementación del programa. El primero es que no hubo un proyecto piloto. Se implementó de manera homogénea en todo el Perú. Debió haber sido más cuidadoso en el caso de mujeres rurales, pese a que la evidencia muestra que se les brindaba toda la información. De acuerdo a la Endes 2000, el 94% de las mujeres que había tenido una esterilización sabía que era un método definitivo [...] No tuvo un componente sólido de monitoreo y evaluación. No se sancionó a los médicos cuando se les debió sancionar. No hubo acceso a la justicia de estas víctimas de esterilización forzada”.

Finalmente, Villegas cuestionó que se haya dado una utilización política a los casos de esterilizaciones forzadas. Según la autora, existe “una unión contranatura entre la izquierda feminista que promueve los derechos de las mujeres y la derecha conservadora que busca limitar el acceso a las mujeres a métodos anticonceptivos y a decidir libremente sobre cuántos hijos tener y cuándo tenerlos”. Respecto a esta unión, agregó que el enemigo común para estos dos grupos sería el ex presidente Alberto Fujimori “porque se ataca el programa mas no se busca analizar cuáles son las razones o las condiciones que llevaron a que las esterilizaciones ocurran en los ochenta, en los noventa y luego durante los primeros años del 2000”.

* También fueron invitados a la entrevista los investigadores Camila Gianella, Stéphanie Rousseau y Gonzalo Gianella, pero declinaron.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada