Luis Ramírez Urueta, director de Cruz del Sur. (Foto: César Campos)
Luis Ramírez Urueta, director de Cruz del Sur. (Foto: César Campos)
Francesca García Delgado

En la siguiente entrevista, el máximo representante de la Empresa Transportes S.A.C, Luis Ramírez Urueta, brinda por primera vez explicaciones sobre las circunstancias y las hipótesis que barajan sobre el accidente que dejó 16 personas fallecidas y otros 40 heridos en el distrito de Yauca, provincia de Caravelí en la región .

Ramírez explicó que, de acuerdo al registro de monitoreo satelital de su empresa, el bus interprovincial conducido por el chofer José Antonio Bonilla Capcha, mantuvo una velocidad por debajo de 90 km/h durante casi todo el trayecto entre Lima a . Sin embargo, la velocidad se incrementó vertiginosamente en los últimos segundos previos al accidente y pasó de 40 km/h a 105 km/h. Esto, consideró, comprobaría el exceso de velocidad no fue el factor principal en el accidente sino la consecuencia de otros eventos que aún son parte de la investigación.

Entrevista a Luis Ramírez, de Cruz del Sur. (Video: Luis Jacobo)

—En el 2019 hubo más de 700 fallecidos en accidentes de carretera en el país, una cifra altísima que suele vincularse con la informalidad en el transporte. ¿Qué tienen que responder ustedes como una de las principales empresas formales tras ocasionar un accidente donde han perdido la vida 16 personas y han quedado heridas otras 40?

Este es un hecho luctuoso, impactante e impresionante no solo para las personas que lo han vivido sino para la empresa. La responsabilidad no se delega, yo soy responsable de todo lo que ocurre. Hacemos todo lo que es posible para hacer todo bien porque transportamos vidas y lo tenemos muy claro. Lo primero, que tengo que decir es que lamentamos la pérdida de vidas humanas, los heridos y sus familiares. Por eso es que salimos a rendir cuentas y dar explicaciones.

Este es el vehículo de la empresa Cruz del Sur conducido por José Antonio Bonilla Capcha que provocó el accidente que dejó 16 personas fallecidas y más de 40 heridos. Foto: Cortesía.
Este es el vehículo de la empresa Cruz del Sur conducido por José Antonio Bonilla Capcha que provocó el accidente que dejó 16 personas fallecidas y más de 40 heridos. Foto: Cortesía.
Sutran suspendió autorización otorgada a Cruz del Sur para circular por la ruta Lima - Arequipa. (Hugo Pérez/GEC)
Sutran suspendió autorización otorgada a Cruz del Sur para circular por la ruta Lima - Arequipa. (Hugo Pérez/GEC)

—La Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Cargas y Mercancías (Sutran) informó que el bus de su empresa conducido por José Antonio Bonilla Capcha excedió el límite de velocidad de 90 km/h. ¿Qué información tienen ustedes?

La afirmación que hace la es de un hecho objetivo. En el momento del choque, el vehículo alcanzó 105 km/h que es objetivamente un exceso de velocidad. Sin embargo, nosotros seguimos un estándar ICAM (Método de Análisis de la Causa de Incidentes) y controlamos la unidad cada minuto. De acuerdo a ese registro, el bus solo excedió el límite de velocidad de 90 km/h segundos antes del choque. Entonces, el hecho objetivo es que la velocidad no es la causa del accidente sino la consecuencia de algo que ocurrió en los momentos previos al accidente y todo eso está en investigación.

—¿Cómo creen que se produjo el accidente?

No se trató del caso de un piloto que estuvo transgrediendo la velocidad y ocasionó el accidente. La velocidad no es la causa, es consecuencia de algo que ha ocurrido en los segundos previos, en una circunstancia geográfica de descenso. Aún no tenemos acceso al testimonio del piloto porque está bajo la investigación policial y fiscal. Este estándar ICAM requiere que tengamos la manifestación formal de nuestro piloto y el acceso al vehículo.

—¿Tienen la hipótesis de que el accidente se produjo por una falla humana?

En el último instante se conjugaron la circunstancia geográfica de descenso, el factor humano y el técnico, nosotros no podemos descargar nada de antemano. Sí tengo la evidencia de las condiciones mecánicas del vehículo. Sin embargo, no conocemos, ¿qué ocurrió en esos últimos instantes? primero se hará el peritaje policial y luego se hará la evaluación del fabricante (Mercedes Benz) y podremos llegar a conclusiones.



Pedimos disculpas por nuestras fallas. No hay disculpas que valgan frente a la consecuencia del hecho.

—De acuerdo a la Sutran, Cruz del Sur fue multada 49 veces solo en abril del año pasado por exceso de velocidad

El 20 de abril ocurrió que solo bus de la empresa que hizo la ruta Lima-Nasca-Lima cometió esas 49 transgresiones. Hemos presentamos nuestro descargo ante la , en donde señalamos que existió un problema de configuración del equipo. Eso está ahora en evaluación de la autoridad.

—Usted ha mencionado que el señor José Antonio Bonilla Capcha tiene un récord impoluto en su empresa. Según hemos cotejado en su historial registra once infracciones, dos consideradas graves, ¿han tomado en cuenta eso para su evaluación?

Sí, no sé qué infracciones tenga pero eso se verifica en su ingreso y se le hace una evaluación propia. El piloto Bonilla con nosotros no refiere una infracción, la única es por este accidente.

El día del accidente familiares acudieron a la agencia de Cruz del Sur ubicada en Av. Javier Prado para reclamar por información sobre las personas fallecidas y heridas. Por la tarde, la Municipalidad de La Victoria clausuró el local por incumplir normas de seguridad (Foto: Giancarlo Ávila/GEC).
El día del accidente familiares acudieron a la agencia de Cruz del Sur ubicada en Av. Javier Prado para reclamar por información sobre las personas fallecidas y heridas. Por la tarde, la Municipalidad de La Victoria clausuró el local por incumplir normas de seguridad (Foto: Giancarlo Ávila/GEC).
(Infografía: El Comercio).
(Infografía: El Comercio).

—¿Fue separado de la empresa?

No, el piloto está ahora bajo la jurisdicción de la investigación policial y fiscal. Nosotros tenemos que llegar al fondo de la investigación y saber si el piloto tiene responsabilidad. Obviamente, que la conmoción de él como persona involucrada en un accidente de esta magnitud tiene que ser atendida para que luego de ese proceso sepamos si el puede continuar haciendo este trabajo.

—Él ha manifestado ante la policía que perdió el control del vehículo debido a una falla técnica

El piloto señala que no le ha funcionado el freno. Eso a nosotros nos lleva a ciertas presunciones. Estos vehículos tienen dos estándares de conducción: uno automático y otro mecánico. El mecánico está diseñado para enfrentar de manera eficiente y segura la gradiente positiva, por ejemplo, si yo tengo que subir a Ticlio necesito controlar las marchas mecánicas. En el caso de este tramo en , el vehículo tenía que estar en automático. La investigación técnica dirá si estuvo en mecánico o automático. Si estuvo en mecánico debió aplicar el retarder (sistema auxiliar de frenado para camiones) antes de tomar la bajada pero no puedo señalar una responsabilidad porque sospecho que el piloto no ha sido consciente de la inercia que genera una bajada.

—¿Cuándo fue la última vez que el bus accidentado pasó por mantenimiento técnico?

El 5 de enero, el día anterior al accidente le tocó su último mantenimiento que está a cargo de nosotros. Luego de este, por contrato, le tocaba el mantenimiento de Mercedes Benz. Y en marzo le correspondía la revisión técnica del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

—Tras el accidente, les han impuesto algunas sanciones: el cierre del terrapuerto en La Victoria y la suspensión de la ruta Lima-Arequipa y viceversa, ¿cómo lo subsanarán?

En principio nos toca acatar las decisiones. Lamentamos que el Municipio de La Victoria aplicara el cierre del terminal cuando estábamos atendiendo una emergencia y trasladando familiares. Esperamos que pueda ser levantado tras lo que hemos presentado. Por otro lado, la nos ha aplicado la suspensión de la ruta con tres resoluciones, una referido al transporte menores de edad sin autorización. Sin embargo, hemos conseguido las autorizaciones que confirman que se cumplió con ese requisito para trasladar a los menores. Otra es que mencionan que el bus paró tres veces en la ruta pero se trata de paradas en nuestros terminales. Y el último se refiere a que el bus de reserva no estaba operativo. Queremos aclarar que estas razones no están vinculadas con los motivos del accidente.

— ¿Por qué tomaron la decisión de pintar el bus accidentado?

Hubo una natural animadversión a la imagen del bus, hasta quisieron quemarlo. Entendemos que la imagen del vehículo resulta impresionante para las familias, deudos y no podemos mover la unidad, por eso la pintamos. Sinceramente pedimos disculpas por todas nuestras fallas. Sabemos que no hay disculpas que valgan frente a la consecuencia del hecho.