(Foto: Produce)
(Foto: Produce)
Hernán Medrano Marin

El Perú es uno de los países con producción de café de alta calidad en el mundo. Con el objetivo de promover el cultivo de este grano, el último viernes se realizó el lanzamiento de la segunda edición de la competencia "Taza de Excelencia – Perú 2018", certamen que busca colocar a los caficultores ganadores en el mercado internacional.

Luego de la buena acogida que se registró en la primera edición, en el año 2017, para este año se espera la participación de 3.000 cafetaleros de las 11 regiones productoras del país. Al respecto, el Coordinador General Taza de Excelencia, el ingeniero Geni Fundes, explicó a El Comercio el proceso de selección por el que pasan los concursantes.

"Se han elegido doce zonas a nivel nacional y se ha convocado a los productores. En cada zona se realiza una preselección. Los cafés que pasan este proceso vienen a Lima y se lleva a cabo una preselección nacional con cerca de 300 muestras, en setiembre. Solo quedarán aproximadamente 120 cafés peruanos, cuyos productores tendrán que traer a Lima un lote considerable de su producto para que sean evaluados por jueces nacionales e internacionales. En el 2017 los ganadores fueron 19 productores, esperamos que este año sean más", dijo.

Agregó que en noviembre, los ganadores participarán de una subasta electrónica internacional donde sus productos serán vendidos a los mejores postores. En la primera edición, el productor cajamarquino Juan Heredia rompió el récord de cifras luego de que el quintal de su café sea subastado a US$10 mil.

"La primera edición ayudó a 19 productores a potenciar su producción con la subasta electrónica, con un precio base de US$900 y un precio máximo de US$10 mil el quintal. Además, finalmente el café especial peruano llegó a la industria del tostado del café del mundo, que ahora ha volteado la mirada hacia el Perú. Proyectamos que esta edición sea mucho mejor que la anterior y superar las cifras en precios", indicó Fundes.

Aunque Perú no puede competir en volumen, en comparación con países como Colombia o Brasil, que producen entre 15 y 60 millones de sacos de café, - Perú produce cuatro millones-, busca diferenciarse al resto en cuanto a la calidad de su café.

Fundes detalló que la selección internacional de las mejores muestras estará en manos de 28 jueces tostadores y compradores de cafés especiales, según ha sido confirmado por la Alianza para la Excelencia del Café (Alliance for Coffee Excellence) de Estados Unidos, entidad que promueve esta competencia.

El reto de la industria de café nacional es convertir al Perú en un clúster de cafés especiales, por lo que este evento es un excelente medio para promover una mayor calidad en el producto y que esta se vea reflejado en la mejora de los precios.

Desarrollar y fortalecer el mercado interno, a través de la profesionalización de la gestión en la industria de cafés especiales, es otro de los retos que la "Taza de Excelencia" busca sembrar y así en el futuro cultivar sus frutos.

Síguenos en Twitter como