Fiscal Ramos Heredia gastó S/.300 en golosinas en un solo día
Redacción EC

El suspendido fiscal de la Nación, , no solamente con boletas de un restaurante fantasmas durante sus seis meses de gestión como titular del Ministerio Público. Antes, cuando fue titular de la Oficina de Control Interno también realizó extraños manejos de la caja chica de esa instancia.

Según reveló el programa de TV “Cuarto Poder”, Ramos Heredia llegó a gastar hasta S/.300 soles en la compra de golosinas en un solo día, como para llenar más de una piñata.

Mensualmente, el ex fiscal supremo de Control Interno recibía S/.1.500 para la caja chica de su oficina y todo hace indicar que no dejaba un sol sin ejecutar. A lo largo de seis meses, presentó un total de 14 boletas provenientes de la tienda Golosinas Chachi, que está ubicada a una cuadra de la Fiscalía de la Nación.

Las rendiciones, que llevan la firma y sello de Carlos Ramos Heredia, fueron presentadas como si fueran almuerzos.

El dueño de Golosinas Chachi, Inocente Ángulo, indicó que con 300 soles se puede comprar cinco cajas de galletas, cinco cajas de chocolates, 15 bolsas de caramelos surtidos. Además, se puede adquirir diez bolsas de chupetines, una caja de Olé Olé.

Añadió que con todo ello, cualquier persona se puede “llevar tremenda indigestión”.

Incluso, los representantes de la tienda de golosinas dicen que algunas boletas no fueron emitidas por ellos.

SU RESTAURANTE FAVORITO
De acuerdo al informe periodístico, entre el 2011 y 2014, Carlos Ramos Heredia presentó 70 boletas justificando consumos por S/.22.267 por el concepto de almuerzos. Lo que llama la atención, es que el restaurante que emitió estos documentos, “El monasterio de los Mocachinos” fue dado de baja el 30 de noviembre del 2012. ¿Cómo siguió facturando hasta el 2014?

Entre el 2013 y 2014, ya no aparece Patricia Esquivel como la dueña del restaurante ni su RUC, sino un supuesto nuevo propietario: Henry Lucas Hinostroza López, el ex contador de “El monasterio de los Mocachinos”.

Hinostroza López indicó que no conoce la razón social que usó la Fiscalía de Control Interno para justificar sus gastos.

El 16 de octubre del 2013, Ramos Heredia habría consumido, según la boleta N°580, 219 soles. Al día siguiente y sin que ningún otro cliente haya comido nada, de acuerdo a la boleta 581 del mismo restaurante,

Un mes después, la boleta correlativa 582, detalla que el 11 de noviembre el consumo fue de S/.500 y 11 días después, una vez más como cliente único, el suspendido fiscal de la Nación se habría dado un banquete por S/.404, según indica la boleta número 584. Las cuatro boletas tienen numeración consecutiva.

Al ser consultado sobre estos dos nuevos caso, Carlos Ramos Heredia dijo que él no era responsable de la caja chica de la Fiscalía de Control Interno. 

TAGS RELACIONADOS