Redacción EC

Existe un mercado de autos de lujo creados con un gran nivel de deportividad. No importa si se trata de un sedán, un coupé o una , las marcas ponen su mayor esfuerzo para plasmar dicha característica en el aspecto estético y mecánico del vehículo.

Un ejemplo de ello es el caso del , un modelo que llevó toda la experiencia de la firma de Sant’Agata Bolognese a ser plasmado en un utilitario. Es así que, según la marca italiana, nació la primera Súper SUV.

A pesar de las prestaciones que ofrece este , existen preparadores independientes que buscan llevarla a otro nivel. Ese es el caso de la alemana Keyvany, un especialista del tuning cuyo trabajo parece no tener límites.

DETALLES EXTREMOS

Los cambios en el Lamborghini Urus se hacen presentes desde la parte baja; un juego de aros de 24 pulgadas se lucen bajo unos pasos de ruedas ensanchados con elementos de fibra de carbono.

Precisamente, la apuesta de Keyvany por un body kit de este material ligero trae como resultado la resta de 75 kg en el peso total de este comparado con su versión de fábrica.

En el frontal del Lamborghini Urus también destacan algunos cambios. Así, observamos nuevas entradas de aire de gran tamaño, las cuales llegan acompañadas de una luminaria LED. En cuanto a su forma, especialista se ha decidido por mantener el patrón ‘Y’ de la marca.

MEJORES RESULTADOS

El trabajo de Keyvany también está presente en la mecánica del auto. Así, el deja atrás los 650 HP y 850 Nm que ofrece su propulsor V8 de 4.0 L biturbo para mejorar hasta llegar a los 820 HP y 1.100 Nm.

Como es lógico, el aumento de su potencia viene acompañado de mejores prestaciones. Así, el Lamborghini Urus ahora cuenta con una velocidad límite de 325 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3.3 segundos.