El fútbol es el deporte rey, por lo que sus principales figuras son tratadas como estrellas en el mundo, ellos lo saben y deciden no solo lucirse en la cancha sino también en las pistas con realmente envidiables.

 
Sus exhorbitantes sueldos e ingresos por publidad le permiten darse lujos, siendo las mansiones, yates y autos muchas veces sus preferidos. 

Estrellas como Cristiano Ronaldo, Karin Benzema o Mario Balotelli han sabido alcanzar una colección envidiable con más de un auto cuyo precio está por encima del millon de dólares. 

Estos lujos también se han trasladado a los futbolistas peruanos mejor pagados en el mundo, como Paolo Guerrero, conocido por su pasión por los autos superdeportivos.  

TAGS RELACIONADOS