El SARS-CoV-2 ha sido catalogado como un virus con potencial endémico por la OMS. (GETTY IMAGES)
El SARS-CoV-2 ha sido catalogado como un virus con potencial endémico por la OMS. (GETTY IMAGES)
Redacción EC

¿Cuánto dura el en las superficies? ¿En todas las ciudades se comporta igual? Un nuevo estudio dice que no: la temperatura, la humedad y el tipo de superficie juegan un papel importante en el tiempo que tardan las gotitas del virus en secarse después de toser o de estornudar.

MIRA: COVID-19 | Los daños colaterales de la pandemia a largo plazo

Los virus respiratorios pueden transmitirse por medio de gotitas que se generan al estornudar, toser e incluso hablar, y una de las muchas preguntas que tratan de contestar los investigadores es cuánto tiempo el coronavirus que causa la enfermedad del COVID-19 permanece vivo después de que alguien infectado tosa o estornude.

Y es que, una vez que las gotitas portadoras del virus se evaporan, el coronavirus residual muere rápidamente, por lo que la supervivencia y la transmisión del COVID-19 se ven directamente afectadas por el tiempo en el que estas gotitas permanecen intactas.

MIRA: Qué es el número K, uno de los factores clave para controlar la propagación del COVID-19

En un artículo publicado en la revista , del Instituto Americano de Física, los investigadores examinan el tiempo de secado de las gotitas respiratorias en varias superficies de seis ciudades del mundo.

En concreto, de Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Miami, Sídney y Singapur.

MIRA: COVID-19 | La cuarentena evitó más de 3 millones de muertes en 11 países europeos

El citado instituto de física recuerda que el tamaño de las gotitas es del orden del ancho del cabello humano, y los investigadores analizaron las superficies que se tocan con frecuencia, como los pomos de las puertas y las pantallas táctiles de los teléfonos inteligentes.

Imagen tomada con un microscopio electrónico de transmisión, muestra al SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, emergiendo de la superficie de las células cultivadas en un laboratorio. Los picos en el borde exterior de las partículas del virus dan a los coronavirus su nombre, en forma de corona. (Foto: AFP/ Institutos Nacionales de Salud)
Imagen tomada con un microscopio electrónico de transmisión, muestra al SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, emergiendo de la superficie de las células cultivadas en un laboratorio. Los picos en el borde exterior de las partículas del virus dan a los coronavirus su nombre, en forma de corona. (Foto: AFP/ Institutos Nacionales de Salud)

Utilizando un modelo matemático bien establecido en el campo de la ciencia de las interfaces, los cálculos del tiempo de secado mostraron que la temperatura ambiente, el tipo de superficie y la humedad relativa juegan un papel fundamental.

Por ejemplo, en cuanto al tipo de superficie, el estudio sugiere que pantallas de móviles, el algodón y la madera deberían limpiarse más a menudo que las superficies de vidrio y acero, porque estas últimas son relativamente hidrófilas y las gotitas en ellas se evaporan más rápidamente.

Además, según este trabajo, una temperatura ambiente más alta ayudó a secar las gotas más rápidamente y redujo drásticamente las posibilidades de supervivencia del virus.

Sin embargo, en los lugares con mayor humedad, la gota permaneció más tiempo en las superficies y las posibilidades de supervivencia del virus mejoraron.

Una vez determinado el tiempo de secado de las gotitas en diferentes climas, los científicos examinaron si esto estaba relacionado con la tasa se crecimiento de la pandemia de COVID-19 en las ciudades seleccionadas para esta investigación.

Así, en los lugares con una mayor tasa de crecimiento de la pandemia, el tiempo que las gotitas tardaron en secarse fue mayor.

“En cierto modo, eso podría explicar un crecimiento lento o rápido de la infección en una ciudad en particular”, apunta Rajneesh Bhardwaj, del Instituto Indio de Tecnología de Bombay, quien subraya: “puede que este no sea el único factor, pero definitivamente el clima exterior importa en la tasa de crecimiento de la infección”.

EFE

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

-----------------------------------------------------------------

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RECOMENDADO

OMS: "Es muy raro que los asintomáticos contagien la COVID-19"

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS