Creado por Eiichiro Oda, "One Piece" es uno de las franquicias japonesas más populares del momento; más incluso más que "Dragon Ball". (Fuente: Shueisha)
Creado por Eiichiro Oda, "One Piece" es uno de las franquicias japonesas más populares del momento; más incluso más que "Dragon Ball". (Fuente: Shueisha)
Juan Luis  Del Campo

Continuando con su campaña por alcanzar la dominación absoluta del mundo (de la televisión), acaba de anunciar una adaptación ‘live-action’ (es decir, con actores) del extremadamente popular manga “One Piece” de Eiichiro Oda; una historieta que ha superado en ventas mundiales al gigante “Dragon Ball”.

El rey del manga

“One Piece” sigue las aventuras de Monkey D. Luffy y su tripulación pirata en un mundo de fantasía náutica, lleno de personajes extraños y de poderosos enemigos, todos en búsqueda del tesoro llamado One Piece y el título de ‘rey de los piratas’.

Por lo que se sabe al momento, la primera temporada del ‘live-action’ tendrá 10 capítulos, que serán producidos por la editorial Shueisha -la cual publica el cómic original- y Tomorrow Studios, productora que también se está encargando de la adaptación ‘live-action’ de “Cowboy Bebop”.

, Steven Maeda (“The X-Files”, “Day Break”) estará a cargo del proyecto y del guion, en el cual colaborará con Matt Owens (“Luke Cage”), quien también servirá como productor ejecutivo. Completan el equipo de productores ejecutivos Marty Adelstein y Becky Clements, ambos de Tomorrow Sudios, y el propio padre de la criatura, Eiichiro Oda.

Fue justamente Oda quien confirmó la adaptación mediante una nota escrita a mano que después publicó por Twitter.

“Sé que anuncié la producción de esto en el 2017, pero estas cosas toman su tiempo. Las preparaciones han estado progresando lentamente detrás de bambalinas y parece que ahora ya puedo hacer el gran anuncio: ¡Netflix, el mayor servicio de entretenimiento por streaming del mundo, nos prestará su enorme apoyo en la producción! ¡Esto es tan motivador! ¿Cuánto progresará la historia en los 10 episodios de la primera temporada? ¿Quiénes conformarán el elenco? ¡Se paciente un poco más y mantente atento!”, escribió.

Desde su publicación en 1997, el manga de “One Piece” ha sido recopilado en 95 volúmenes, mientras que la adaptación del anime se acerca a los 900 episodios. Es obvio decirlo, pero “One Piece” es extremadamente popular. Ya para el 2019 había vendido más de 460 millones volúmenes alrededor del mundo, 160 millones más que su competidor más cercano, la inimaginablemente exitosa serie “Dragon Ball”.

Anime en demanda

Si bien "One Piece" está entre los productos japoneses más codiciados, no es el único, y una sed por la animación y cómics japoneses se ha expandido por el mundo en las últimas décadas, una que los servicios de streaming como Netflix están buscando capitalizar.

“El anime es, yo diría, uno de los más fenómenos globales más diseminados que hay”, el jefe de contenido de Netflix en Japón, John Derderian. “Vemos audiencia para el anime en todos los países en los que operamos”.

Una muestra de la popularidad del género es el éxito de Crunchyroll, una página web que desde 2006 permite ver anime de manera legal en casi todos los países del mundo. Actualmente el sitio web tiene 45 millones de usuarios registrados, aunque solo dos millones de ellos pagan por el servicio Premium, que por S/. 19 soles (más impuestos) permite a los usuarios ver sus programas favoritos una semana antes y sin comerciales.

Estos números son interesantes para Netflix - con sus más de 165 millones de usuario- y sus servicios rivales, que buscan no solo atraer a nuevos usuarios, sino también mantener a los ya ganados con nuevos productos interesantes y originales.

Un entre abril y junio del 2018 muestra que, luego de Japón, Estados Unidos es uno de los países con mayor demanda por la animación japonesa. Le siguen Filipinas, Francia, México, Brasil, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, Canadá y Chile, mercados importantes para toda empresa de streaming que quiera expandirse.

Como parte de esta inversión, Netflix recientemente adquirió los derechos para transmitir las películas de Ghibli por su servicio en todo el mundo -con excepción de los EE.UU., cuyos derechos fueron adquiridos por HBO Max, y Japón.

"Mi vecino Totoro" es una de las películas de Studio Ghibli que estarán disponibles en Netflix próximamente. (Fuente: Studio Ghibli)
"Mi vecino Totoro" es una de las películas de Studio Ghibli que estarán disponibles en Netflix próximamente. (Fuente: Studio Ghibli)

Como muestra de la importancia del género, Netflix también adquirió los derechos de streaming del popular anime “Neon Genesis Evangelion”, el ‘shonen’ “Los siete pecados capitales” y la serie original “Violet Evergarden” de Kyoto Animation, entre otras.

Además ha incursionado en la producción de sus propias series de animación japonesa como su versión de gráficos de computadora de "Caballeros del Zodiaco" y la próxima a estrenarse continuación de "Ghost in the Shell SAC". Adicionalmente, aunque producidas en los Estados Unidos, series originales como "Castlevania" y Neo Yokio se inspiran bastante en la estética de la animación japonesa.

Finalmente, precediendo los intentos con “One Piece”, Netflix también ha adquirido adaptaciones ‘live-action’ de series japonesas como “Erased”, “Kantaro: The Sweeth Tooth Salaryman” y “Kakeguri”, así como producido una adaptación cinematográfica y occidentalizada del popular manga “Death Note”.

Del este al oeste

Adaptar un anime y un manga a ‘live-action’ no siempre ha tenido resultados alentadores. El ejemplo perfecto de ello es la adaptación de “Dragon Ball Evolution” (2009) de 20th Century Fox, masacrada por la crítica y en las taquillas. Mientras menos se hable de esta película, mejor.

Netflix tampoco tuvo mucho éxito con su adaptación de “Death Note” (2017), al menos ante la prensa especializada, obteniendo solo un 39% de ‘frescura’ en el agregador de reseñas Rotten Tomatoes, muy lejos del 78% logrado por la versión japonesa diez años antes.

Debido a que este servicio de streaming no presenta usualmente números de espectadores de sus producciones, no podemos saber cuántos vieron su versión de "Death Note". A pesar de esto, se ha confirmado que hay una secuela en camino, así que deben ser al menos considerables.

Mientras tanto, películas relativamente más exitosas como "Ghost in the Shell" (2017) con Scarlett Johansson (44% en RT) y "Alita: Battle Angel" (61%) han sido foco de controversia tras acusaciones de 'blanqueo' en el casting de personajes originalmente asiáticos.

No todas las adaptaciones 'live-action' están destinadas al fracaso. La trilogía de "Ruroni Kenshin", que se estrenó entre 2012 y 2014, fue bien recibida por el público, mientras que la serie "Erased", basada en el manga de Kei Sanbe, mantiene un impresionante 100% en RT.

En líneas generales, pareciera que mientras más se mantienen cercanos a sus raíces orientales originales, mejor les va a estas series. Por supuesto, existen excepciones, como es el caso de el filme “Edge of Tomorrow” con Tom Cruise. Basado en el cómic “All You Need Is Kill” de Hiroshi Sakurazaka, la película tuvo un buen desempeño ante la crítica y en la taquilla.

Volviendo a “One Piece”, lo cierto es que todavía es demasiado prematuro para poder predecir la calidad de la serie -ni siquiera se ha anunciado el elenco-, aunque el involucramiento de Eiichiro Oda es una señal positiva para los fanáticos de la franquicia.

La productora Tomorrow Studios también es prometedora. Hasta la fecha ha producido tres series: “Aquarius” para NBC, “Hanna” para Amazon Prime Video y “Good Behavior” para TNT, esta última que consiguió un respetable 78% de ‘frescura’ en Rotten Tomatoes. Para los fanáticos de esta franquicia solo queda esperar y confiar.

También te puede interesar