El cazador de monstruos Geralt de Rivia (Henry Cavill) se enfrenta a múltiples seres en la serie de Netflix. (Foto: Netflix)
El cazador de monstruos Geralt de Rivia (Henry Cavill) se enfrenta a múltiples seres en la serie de Netflix. (Foto: Netflix)
Juan Luis  Del Campo

A más de dos semanas de su estreno, la serie “” de todavía deja mucho que hablar. Protagonizada por Henry Cavill como Geralt de Rivia, el programa nos lleva a una tierra de fantasía llamada el Continente en la que conviven humanos, elfos, enanos y monstruos de todos tipos.

La serie está basada en las novelas y cuentos escritos por el autor polaco Andrzej Sapkowski, quien a su vez se inspiró en múltiples mitologías para crear su mundo de fantasía, en particular cuentos y leyendas del centro y este de Europa.

En esta nota revisaremos algunas de las influencias que inspiraron los monstruos y otros elementos de la popular serie.

La kikimora

El primer monstruo al que se enfrenta Geralt es quizás uno de los que más se difiere a su leyenda en el mundo real. Y es que según la mitología eslava es un espíritu femenino con apariencia de una mujer que usualmente vive detrás de una estufa o en el sótano y se encarga de las tareas del hogar de una casa bien cuidada.

Una kikimora molesta será una fuente de irritación para los habitantes del hogar, haciéndoles cosquillas a los niños, así como silbando o haciendo ruidos similares a los ratones. Para calmar a una kikimora uno debe lavar toda la vajilla con te de helecho.

Mientras tanto, en la serie de Netflix el kikimora es un mortal monstruo con apariencia arácnida al que Geralt se enfrenta en un pantano.

La striga

El striga es el oponente de Geralt en el tercer capítulo de la serie. Una figura trágica, la criatura a la que se enfrenta el ‘witcher’ es una princesa nacida de un incesto y transformada en una figura monstruosa por una maldición.

Este hechizo causó la muerte de la madre de la criatura, mientras que ella creció dentro del cadáver por siete años antes de 'nacer’ y causar estragos en el reino de Temeria. Finalmente Geralt logra vencerla y revertir la maldición al dejarla fuera del ataúd en el momento del primer canto del gallo.

Con estos elementos, no sorprenderá que este monstruo toma el nombre de múltiples vampiros de las fábulas europeas. La primera es la Shtriga de Albania, una especie de bruja con propiedades vampíricas que bebe la sangre de infantes en la noche, convirtiéndose en un insecto para escapar.

La segunda criatura es la strzyga, un demonio de la mitología eslava nacida de personas con dos corazones, dos almas y dos dentaduras. Cuando estas personas morían, se pensaba que esta segunda alma se mantenía en el cuerpo y causaba que este ataque a los viajeros, convirtiéndose en búhos.

Dríades

Ciri se encuentra con las dríades en el bosque de Brokilon, un área también conocida como el 'bosque de la muerte', mientras escapaba de las fuerzas de Nilfgaard. Parecidas a las amazonas mitológicas, estos combatientes protegen celosamente su territorio, inclusive matando a los invasores. Las dríadas del Continente parecen tener una relación simbiótica con Brokilon, y beber el agua del lugar puede convertir a cualquier persona en un habitante del bosque.

Resaltando la estrecha relación de las dríades de “The Witcher” con su hábitat, y son ninfas de los árboles, en particular los robles. También conocidas como hamadríades, se creía que estas criaturas no podían sobrevivir la muerte del árbol que habitaban.

Además de la mitología griega, son mencionadas en “El paraíso perdido” de John Milton, así como en el poema “Oda a un ruiseñor” de John Keats.

Silvanos

Los silvanos son criaturas inteligentes con la apariencia de un humano (o elfo) mezclado con la de una cabra (sus ojos y los cuernos en particular). Esta criatura está claramente basada en los sátiros o faunos, criaturas mitad humano y mitad carnero de la mitología griega. A pesar de que su apariencia es similar a la del dios de los rebaños Pan, los sátiros eran conocidos por formar parte el séquito del dios Dionisio.

El que el silvano sea confundido por un demonio parece estar inspirado en la imagen moderna que tenemos del diablo cristiano, basándose en otra figura mitad humano y mitad cabra conocida como Baphomet, un ídolo supuestamente adorado por los Caballeros Templarios.

Los dopplers

En “The Witcher” un doppler es una criatura calva y deforme que puede imitar la apariencia y recuerdos de una persona casi a la perfección. La única que aparece en la serie es utilizada por los nilfgaardianos para atrapar a Ciri luego de imitar a uno de sus cuidadores, el mago de la corte.

La criatura parece estar basada en el fenómeno del 'doppelgänger', palabra alemana que significa "doble andante". En general, esta es utilizada para describir a cualquier ‘metamorfo’ que imita a una persona, aunque también es usado para describir a un "gemelo malvado". Se dice que encontrarse con nuestro 'doppelgänger' es un presagio de nuestra muerte.

El djinn

El 'oponente' del quinto episodio para Geralt es un djinn que termina maldiciendo de casualidad a Jaskier.

Los djinn, también conocidos como genios, son seres de la mitología del Medio Oriente, apareciendo no solo en la tradición islámica, sino también la mitología mesopotámica. A pesar de ser conocidos por sus poderes mágicos, la idea de que cumplen deseos parece ser más moderna.

La historia más conocida de un genio es "Aladino", un cuento del libro de "Las mil y una noches", el cual fue adaptado a la pantalla grande (con muchas libertades) por Disney.

Dragones

El sexto episodio de “The Witcher” muestra uno de las criaturas mitológicas más conocidas e universales de todos los tiempos: los dragones, con Geralt uniéndose a la caza de una de estos monstruos. Pero en esta sag, los dragones tienen la habilidad de tomar formas humanas y a la mitad del episodio se descubre que el nuevo acompañante del ‘witcher’, Borsh, es una de estas míticas criaturas.

Los dragones aparecen en mitologías de todo el mundo, pero los que aparecen en “The Witcher” están basados en las versiones europeas de cuatro patas, con aliento inflamable y alas. En particular, la historia en la que está basada este capítulo está inspirada en , en la que el príncipe de Krakus ofrece la mitad de su reino y la mano de la princesa a quien logre eliminar un dragón que estaba causando estragos en la zona.

Al final, quien logra superar es este reto es un simple zapatero llamado Skuba, quien llena una oveja de azufre y alquitrán y engaña al dragón para que se la coma, causando que la criatura explotara.

También te puede interesar


TAGS RELACIONADOS