El mal olor en la zona de las axilas, es el más notorio, es normal que esto suceda pero debemos estar preparados para evitarlo.
El mal olor en la zona de las axilas, es el más notorio, es normal que esto suceda pero debemos estar preparados para evitarlo.

Como bien saben, el es un deporte que suele practicarse varias veces por semana, por ello, es necesario tener las suficientes prendas como para ir intercalando usos y darle el tratamiento debido post entrenamiento, así la ropa durará más y evitaremos estar comprando nuevas prendas con mayor frecuencia.

Esto último lo podemos evitar o postergar siguiendo estos 6 tips que rescatamos y estamos seguros que serán de mucha ayuda.

1. Compra ropa deportiva, diseñada específicamente para ese fin.
La ropa normal está confeccionada con tejidos que están preparados para un uso cotidiano, donde la transpiración suele ser menor.

2. Es recomendable que la camiseta técnica de running sea DRY-TEC +, de Máxima Transpiración y rápido secado.
2. Es recomendable que la camiseta técnica de running sea DRY-TEC +, de Máxima Transpiración y rápido secado.

3. No utilices la misma ropa dos días seguidos. Es mejor ir alternando prendas para darles un respiro, así las mantendrá más frescas.

4. Lava la ropa lo antes posible y no la dejes en la canasta de la ropa sucia durante días. Te recomendamos que dejes las prendas en remojo con bicarbonato o con un poco de jabón neutro.

5. Cuando el olor es muy fuerte, aplica el truco de la abuela, sustituye el detergente por un vaso de vinagre de manzana, medio vaso de zumo de limón y uno de bicarbonato de sodio. Puedes añadir también suavizante como lo haces normalmente.
5. Cuando el olor es muy fuerte, aplica el truco de la abuela, sustituye el detergente por un vaso de vinagre de manzana, medio vaso de zumo de limón y uno de bicarbonato de sodio. Puedes añadir también suavizante como lo haces normalmente.

6. Si es una sola prenda la que acumula el , ponla a remojar toda la noche en una mezcla de los ingredientes mencionados anteriormente. Al día siguiente, lava la prenda a mano o en la lavadora normalmente.

El Dato
Fernando Graña, fundador y coach del grupo de running y nos compartió un buen hábito para los runners. Cada vez que termina de correr y llega a casa, lava su camiseta con jabón o shampoo mientras se ducha, la exprime bien y la cuelga para recién después ponerla en a la lavadora.