Samay involucrará a los 18 mil colaboradores del banco en el Perú y el extranjero, comenta Sambra. (Foto: BCP)
Samay involucrará a los 18 mil colaboradores del banco en el Perú y el extranjero, comenta Sambra. (Foto: BCP)
Redacción EC

Luego de un año y medio de gestación entre 250 de sus colaboradores (pertenecientes a todas las jerarquías del banco), el da inicio hoy a su nuevo proyecto de transformación cultural: Samay, con el que buscará convertirse en una empresa ‘clientecéntrica’ en un horizonte de 15 años.

“Nos hemos propuesto llevar adelante esta revolución, muy profunda en el BCP, que implica asumir nuevos principios culturales, porque es lo que necesitamos para competir, no solo en el sistema bancario, sino a nivel de todo lo que esté relacionado a lo que hace el consumidor”, explica a Día1 Bernardo Sambra, gerente de División de Gestión y Desarrollo Humano del BCP.

El ejecutivo detalla que Samay (que significa alma, espíritu y nuevos vientos, en quechua), se ha desarrollado a través de 10 equipos(cada uno conformado por 25 personas de distintas jerarquías dentro del banco), quienes han dialogado con cada ‘stakeholder’ vinculado al BCP: desde proveedores, pasando por clientes, hasta socios; consultándoles por ¿cómo pretenden que sea el banco de aquí a 15 años?

75% De la población laboral del BCP son ‘millennials’

  • Eso los obliga a replantear su gestión de personas, acota Bernardo Sambra. “Lo que la gente espera dentro de la organización es tener un propósito, saber que colabora con un fin mayor, no solo ganar un sueldo”, señala.

Tras esa investigación, y un proceso de reflexión organizacional –añade Sambra– la entidad ha concluido que, “para mantener el liderazgo que lo ha distinguido en nuestro país por 127 años”, requiere “desprenderse de un modelo jerárquico”, porque ello no les va a permitir competir en un mercado que es cada vez más agresivo, en donde la tecnología ha borrado fronteras y en el que propuestas como las ‘fintech’ están comenzando a abrirse espacio dentro del sistema financiero.

INTERACCIÓN TOTAL

Samay se ejecutará a través de 21 medidas, entre las que se destacan –como se ha adelantado párrafos arriba– la horizontalidad sobre la jerarquía, una nueva gestión del desempeño, y la mayor velocidad posible para interactuar con los clientes, por ejemplo, lanzando y renovando productos en 16 semanas como máximo.

Serán los 1.200 gerentes y jefes que tiene el BCP, en el Perú y el extranjero, los que lleven adelante esta transformación cultural, que finalmente involucrará a los 18 mil colaboradores del banco. “Nuestro principio madre va a ser trabajar para y por el cliente, eso es ser ‘clientecéntrico’”, finaliza Sambra.

TAGS RELACIONADOS