El gasto personal en Estados Unidos creció en el primer trimestre al ritmo más débil de la recuperación de la pandemia, lo que marca una sorpresiva revisión a la baja que sugiere una economía en una base más débil de lo que se pensaba.
El gasto personal en Estados Unidos creció en el primer trimestre al ritmo más débil de la recuperación de la pandemia, lo que marca una sorpresiva revisión a la baja que sugiere una economía en una base más débil de lo que se pensaba. / David Paul Morris
Agencia Bloomberg

El gasto personal en Estados Unidos creció en el primer trimestre al ritmo más débil de la recuperación de la pandemia, lo que marca una sorpresiva revisión a la baja que sugiere una economía en una base más débil de lo que se pensaba.

Los gastos en bienes y servicios aumentaron un 1,8% anualizado, frente al 3,1% de la estimación anterior, según datos del Departamento de Comercio publicados el miércoles. El producto interno bruto global fue revisado ligeramente a la baja, a un descenso anualizado del 1,6% en el primer trimestre.

MIRA | Ampliación del aeropuerto Jorge Chávez: Contraloría advierte que Ositrán habría contradicho a sus áreas técnicas

El gasto en servicios y mercancías fue revisado a la baja. Dentro de los servicios, se redujeron los gastos en servicios financieros, seguros y atención médica. El gasto en bienes se revisó a una disminución anualizada del 0,3%, frente a la estimación anterior de una leve variación, lo que refleja un gasto menos robusto en bienes duraderos.

“Este es un caso en el que las revisiones del PIB alteran la visión del primer trimestre”, dijo Alex Pelle, economista para EE.UU. de Mizuho Financial Group Inc. “En lugar de acelerarse en el primer trimestre en comparación con los dos trimestres anteriores, el consumo en realidad se moderó”.

Los desembolsos por bienes no duraderos se contrajeron un 3,7% en el período enero-marzo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más