La Sunat inició una campaña dirigida a potenciar la recaudación de renta extranjera. (Foto: GEC)
La Sunat inició una campaña dirigida a potenciar la recaudación de renta extranjera. (Foto: GEC)
Redacción EC

La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria () inició una campaña inductiva dirigida a las personas naturales que obtienen rentas de fuente extranjera para que cumplan con la obligación de presentar la declaración y el pago del .

Se considera renta de fuente extranjera aquella obtenida por ciudadanos peruanos o extranjeros domiciliados en el Perú; por ejemplo, por alquilar un inmueble ubicado en el extranjero. También los intereses obtenidos por depósitos bancarios en entidades financieras del exterior, y la renta obtenida por el trabajo personal llevado a cabo fuera del país.

Asimismo, son las utilidades percibidas de una empresa domiciliada en otro país, la renta obtenida por la venta de acciones emitidas por una empresa de otro país, negociadas en cualquier Bolsa de Valores o fuera de esta.

Dichas rentas se suman y compensan entre sí. Únicamente si resulta una renta neta, se adicionará este resultado, por regla general, a las rentas de trabajo. El impuesto se paga al momento de presentar la declaración jurada anual del IR.

Las comunicaciones remitidas por la Sunat están dirigidas a personas naturales domiciliadas inscritas o no en el que habrían generado Rentas de Fuente Extranjera por activos y/o patrimonios localizados fuera del país. Esta medida tiene por objetivo propiciar el cumplimiento voluntario de sus obligaciones.