El proyecto minero Tía María demandará una inversión de US$1,400 millones. (Foto: GEC)
El proyecto minero Tía María demandará una inversión de US$1,400 millones. (Foto: GEC)
Redacción EC

señaló que espera recibir la autorización de construcción antes del proyecto antes del vencimiento del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), el cual vence en agosto de este año.  

Como se recuerda, la mina de cobre Tía María está paralizada desde el 2015 como consecuencia de una serie de protestas sociales que dejaron cuatro muertos, entre ellos un policía, y más de 300 heridos.




“Hemos cumplido con todas las exigencias de ingeniería y requerimientos ambientales, de acuerdo a ley. En ese sentido, confiamos en que Tía María pueda seguir trabajando con la población de Islay e iniciar sus actividades de construcción cuando sea apropiado”, dijo Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas y CFO de Southern Copper. 

Por su parte, el ministro de Energía y Minas (Minem), Francisco Ísmodes, manifestó que el Gobierno mantiene su expectativa de que este año Southern Copper pueda retomar las obras en las instalaciones de la mina de cobre Tía María, ya que, según el ejecutivo, es uno de los proyectos prioritarios para el Ejecutivo.

Además, el ejecutivo precisó que las operaciones mineras se abastecerán de agua de mar, ya que construirán una planta desalinizadora que no tendrá impacto alguno en la pesca, tal como ocurre con las dos plantas desalinizadoras que Southern Perú opera en Ilo. "La tecnología a emplearse en Tía María no genera relaves ni humos", subrayó.