Pese a la presencia policial y el plan de desvíos programados, ayer hubo confusión por parte de los conductores, lo que generó tráfico. (Lino Chipana / GEC)
Pese a la presencia policial y el plan de desvíos programados, ayer hubo confusión por parte de los conductores, lo que generó tráfico. (Lino Chipana / GEC)
Juan Lara Vásquez

El último fin de semana se cerró un nuevo tramo de la (avenida Nicolás Ayllón) debido a los trabajos de construcción de la estación 27 de la línea 2 del metro, a cargo de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico para Lima y Callao (AATE).

Si bien la restricción vehicular se inició el domingo, fue recién ayer cuando la Municipalidad Distrital de Ate pudo comprobar el impacto que generó el plan de desvíos, aprobado por la comuna metropolitana.
Edde Cuéllar, alcalde de Ate, aseguró que existen 33 puntos críticos generados por el cierre comprendido entre los cruces de la Carretera Central con el jirón El Progreso y la calle Unión, a la altura de la sede de la comuna distrital.

► 

“Esta mañana [ayer] recorrimos con la Municipalidad de Lima y la AATE la zona restringida para identificar los cuellos de botella. En un principio se registraron 12, pero con el cierre tuvimos 21 puntos críticos adicionales”, declaró el burgomaestre a El Comercio.

El alcalde explicó que la mayoría de estas zonas críticas corresponde a calles que son usadas por conductores para evitar la congestión que se genera en los desvíos establecidos por la comuna metropolitana.

—Solicitud—
Según la AATE, el actual es el penúltimo cierre de tramos en la Carretera Central, en el distrito de Ate, el cual durará aproximadamente dos años. El último, correspondiente a la construcción de la estación 25 (Vista Alegre), está programado para los últimos meses del año.

Los peatones expresaron su malestar porque aún no se familiarizan con el plan de desvío de las unidades. (Fotos: Lino Chipana)
Los peatones expresaron su malestar porque aún no se familiarizan con el plan de desvío de las unidades. (Fotos: Lino Chipana)

Al respecto, Cuéllar indicó que actualmente hay cuatro tramos cerrados en su jurisdicción (por obras de dos estaciones y dos pozos de ventilación del metro), lo que genera una crítica situación para los conductores y peatones.

Por tal motivo, indicó que ha solicitado a la Municipalidad de Lima una serie de acciones para contrarrestar el tráfico en la principal vía que une la capital con la sierra.

El burgomaestre pidió que se aplique el ‘pico y placa’ para vehículos de carga en esta zona de la Carretera Central, restricción que actualmente solo se aplica en un tramo de la Panamericana Sur. También solicitó que se reduzca el costo del peaje en la autopista Ramiro Prialé para que los conductores se animen a usar dicha ruta.

“Necesitamos que durante la construcción de la línea 2 los vehículos de carga solo circulen desde las 11:00 p.m. hasta las 6:00 a.m. Otra opción es que sean desviados a la Ramiro Prialé, pero para ello hay que reducir el costo del peaje para carga pesada. El nuevo costo se equiparará con el mayor flujo de esas unidades”, planteó Cuéllar.
También solicitó una mayor presencia de agentes policiales para controlar el tráfico.

Finalmente, el alcalde dijo que ayer el concejo municipal aprobó un acuerdo a fin de exhortar a la Municipalidad de Lima a tomar acciones para aminorar el caos.

—Malestar—
El tráfico por el cierre y los desvíos no es la única preocupación de los vecinos de las zonas aledañas.

Dijo que la circulación de escolares a instituciones educativas cercanas afectó la fluidez vehicular. (Fotos: Lino Chipana)
Dijo que la circulación de escolares a instituciones educativas cercanas afectó la fluidez vehicular. (Fotos: Lino Chipana)

Ayer, durante un recorrido de este Diario, algunos moradores señalaron su malestar por la gran polvareda que, según advierten, se ha incrementado debido al recorrido de los vehículos de carga pesada por vías menores.

“Tenemos que limpiar cada hora las rejas porque se llenan de polvo. Nos preocupa también la salud de los niños porque hay colegios y mercados”, dijo una vendedora de comida.

Además, los vecinos denunciaron que los conductores hacen uso indiscriminado del claxon debido a que las combis sobreparan para recoger y dejar pasajeros. 

Este es el plan de desvíos en la Carretera Central. (Fuente: AATE)
Este es el plan de desvíos en la Carretera Central. (Fuente: AATE)