El guionista y escritor Alan Moore criticó duramente las películas de superhéroes en una entrevista del 2016. (Foto: EFE)
El guionista y escritor Alan Moore criticó duramente las películas de superhéroes en una entrevista del 2016. (Foto: EFE)
Redacción Luces

Cuando dijo que las películas de no eran cine y las asemejó más a “atracciones de parques de diversiones”, el reconocido director no podía imaginarse el debate que se desataría a su alrededor. Sin embargo, las críticas del realizador de “” quedan pequeñas ante lo dicho en 2016 por el legendario guionista .

En una entrevista con el periodista brasileño Raphael Sassaki , el creador de “” y “V for Vendetta” afirma que el impacto de los superhéroes sobre la cultura popular actual “es a la vez tremendamente vergonzosa y más que un poco preocupante”.

Añade que si bien es normal que los niños de 12 y 13 años sigan a los superhéroes, estos 'übermenschen' cumplen otras necesidades para sus fans adultos.

"Primariamente, las películas de superhéroes para el mercado masivo parecen estar instigando una audiencia que no le gusta soltar (a) su relativamente tranquilizadora infancia, o (b) el relativamente tranquilizador siglo XX", indicó Moore.

"La continua popularidad de estas películas me sugieren algún tipo de deliberado y autoimpuesto estado de paralización emocional, combinado con la entumecedora condición de paralización cultural que puede ser vista tanto en cómics, películas, música popular, y, al fin y al cabo, en todo el espectro cultural", afirma el conocido escritor británico.

Moore critica a los creadores de cómics por "nunca enfrentarse a sus empleadores para proteger sus derechos" y que "parecieran haber sido contratados más como compensadores de cobardía, algo así como una pistola en la mesa de noche".

Por último, Moore también criticó la falta de diversidad entre los superhéroes señalando que “salvo algunos cuantos personajes no caucásicos (y algunos creadores no caucásicos), estos libros y estos personajes icónicos son todavía los sueños de un supremacista blanco de una raza maestra. Es más, creo que puedo es válido argumentar que ‘Birth of a Nation’ de D.W. Griffith es la primera película de superhéroes estadounidense, el punto de origen de todas esas capas y máscaras”.