, quien por más de cuatro décadas fue sinónimo de balada romántica en América Latina, murió el domingo a los 66 años de un infarto fulminante. El "Divo de Juárez", famoso por sus trajes rosas de mariachi y su energía sobre el escenario, falleció en su casa de Santa Mónica en California, dejando tras de sí un rastro indeleble de canciones sobre el despecho y el amor no correspondido.

"Querida", "Amor eterno" y "Abrázame muy fuerte" son algunos de los temas que hoy vuelven a sonar con más frecuencia y cuyas letras repasamos en la galería de frases que acompaña esta nota.

Nacido como Alberto Aguilera el 7 de enero de 1950 en el seno de una familia de campesinos en el occidental estado de Michoacán, Juan Gabriel (nombre que tomó en honor a un maestro de su escuela y de su padre, quien murió cuando era pequeño) vivió gran parte de su infancia en la fronteriza Ciudad Juárez, donde inició su carrera.

En sus letras, Juan Gabriel expresaba con sencillez los sentimientos del pueblo. La noticia de su muerte conmocionó a políticos, artistas e intelectuales por igual.

"Qué tristeza, hizo canciones que pegaron con tubo. Su mérito, lo más importante, era su lazo con los más fregados de México, que consideraban a Juan Gabriel un niño que se hizo contra viento y marea" dijo la escritora Elena Poniatowska.

Dueño de un estilo único, el intérprete solía vestir extravagantes trajes en sus presentaciones, las cuales podían prolongarse por horas mientras el público coreaba sus éxitos.

En 2014, el cantante y autor de innumerables baladas, boleros y temas rancheros se realizó una auto entrevista tras una convalecencia hospitalaria en la que se prodigó el amor que se tenía. "Yo sin ti me muero, por eso debemos cuidarnos", expresó durante aquella charla consigo mismo.

La Sociedad de Autores y Compositores de México considera  a Juan Gabriel el compositor con más canciones registradas y el mayor generador de ingresos por concepto de regalías del país. 

(Fuente: Reuters/ El Comercio)

TAGS RELACIONADOS