La primera fase comprende la apertura del tramo número 5 del Camino Inca (km 104) y la Llaqta de Machu Picchu (Foto: cortesía)
La primera fase comprende la apertura del tramo número 5 del Camino Inca (km 104) y la Llaqta de Machu Picchu (Foto: cortesía)
Melissa Valdivia

En los últimos diez años el crecimiento de turismo hacia la Llaqta de () ha sido constante. En épocas bajas la ciudadela recibía hasta 2.600 turistas, cifra que aumentaba hasta los 4 mil 109 visitantes aproximadamente en temporadas altas, excepto durante los meses de febrero y marzo de 2010 debido a fenómenos naturales y este año por la pandemia del ; las cuales generaron que el ingreso de turistas se redujera a cero afectando en el normal desarrollo de la actividad turística.

Cusco: la fiesta del Inti Raymi se celebró de forma virtual

El pasado 7 de julio, la ciudadela inca conmemoró el 13 aniversario desde que fue declarada maravilla mundial. El Ministerio de Cultura limitó un número de visitantes al santuario, establecida en la Resolución Ministerial N° 173-2020-MC, donde indica que 2 mil 244 es el capacidad máxima de admisión de visitantes por día que podrá recibir la Ciudadela Inca de Machu Picchu.

Escenario marcado por la pandemia

La reapertura de Machu Picchu sigue siendo una incógnita. Hace un mes, durante la visita de inspección de protocolos en el Santuario, el gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, explicó que la maravilla mundial se proyecta a recibir 75 visitantes por hora, 675 visitantes diarios, e ingresarán al santuario en grupos de 8 incluido un guía de manera obligatoria en la primera fase de su reactivación.

Según fuentes de la Dirección Regional de Cultura, en la primera fase de la reapertura de Machu Picchu, los 675 visitantes por día que se proyecta a recibir la ciudadela, representan el 30% de los 2 mil 244 de la capacidad de carga máxima de visitas. Luego, de manera paulatina, se llegará a cumplir poco a poco con el aforo establecido en la resolución ministerial del Ministerio de Cultura.

El plan maestro del Santuario histórico de Machu Picchu 2015-2019 explica que la alta demanda de turistas forma parte de la problemática en la maravilla. El documento señala que la capacidad de carga establecida por la Dirección Desconcentrada de Cultura (2 mil 500 turistas diarios) ha sido rebasada debido a la presión de la demanda, sobre todo en temporadas altas donde se duplica la cantidad de visitantes permitidos.

El documento firmado por el Ministro de Cultura precisa la decisión de aprobar el límite de visitas en función a las exigencias desde hace 5 años atrás  realizada por el comité de patrimonio mundial de la UNESCO sobre la capacidad de carga y la aplicación de límites claros al número de visitantes en la Llaqta de Machu Picchu y la red de Camino Inca. Asimismo, sugiere la implementación de las recomendaciones del estudio de la dirección de Cultura sobre la capacidad de carga de la ciudadela, con el fin de la conservar el patrimonio cultural y el turístico sostenible destinado a optimizar la gestión del monumento.

Fases de reactivación

El alcalde distrital de Machu Picchu, Darwin Baca León, precisó que son tres fases de reactivación que han sido previamente analizadas por el comité directivo y técnico de la unidad de gestión Machu Picchu (UGM). La decisión de la reapertura de Machu Picchu corresponde al Ministerio de Cultura.

La primera fase comprende la apertura del tramo número 5 del Camino Inca (km 104) y la Llaqta de Machu Picchu.

Las únicas restricciones de ingreso a la ciudadela antes de la pandemia eran las visitas a los espacios declarados vulnerables (Intihuatana, templos del Sol y del Cóndor), los cuales estaban habilitados para su visita en tres turnos; mientras, todos los accesos estaban abiertos. Sin embargo, la primera fase de reactivación comprende un nuevo protocolo diseñado por la dirección desconcentrada de Cultura, el cual contempla que las rutas alternas estén cerradas, (montañas Machu Picchu y Huayna Picchu, Puente Inca e Inti Punku). Solo el área nuclear de la Llaqta dividido en cuatro circuitos estará disponible en una futura reapertura de la maravilla mundial

Los cuatros circuitos se encuentran definidos de esta manera:

 Circuito Alto Corto (1): Implica el ascenso hasta la plataforma de la denominada Casa del Guardián para continuar por la Portada Principal, el sector de Canteras, el Mirador del Templo del sol, la Plaza de los Templos, el conjunto Espejos de Agua y la salida por la Plaza del Pisonay.

Circuito Alto Largo (2):  Implica el ascenso hasta la plataforma de la denominada Casa del Guardián para continuar por la Portada Principal, el sector de Canteras, el Mirador del Templo del sol, la Plaza de los Templos, Intihuatana, Llamakancha, Roca Sagrada, Qolqas Orientales, Templo del Cóndor y salida por la terraza inferior.

Circuito Bajo Corto (3): Implica el ingreso por Qolqas, plataforma de explicación, Casa del Inka, conjunto Espejos de Agua y la salida por la Plaza del Pisonay.

Circuito Bajo Largo (4): Implica el ingreso por Qolqas, plataforma de explicación, Casa del Inka, Llamakancha, Roca Sagrada, Qolqas Orientales, Templo del Cóndor y salida por la terraza inferior.

Finalmente, la segunda fase de reactivación comprende habilitar la ruta de acceso amazónico por el distrito de Santa Teresa, camino de herradura que viene desde Hidroeléctrica y el sector de Santa María y Santa Teresa, la tercera fase es la apertura del Camino Inca convencional desde Piscacucho por la zona Huayllabamba hacia Machu Picchu. 


El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado. La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

¿Cuánto dura el período de incubación del COVID-19?

Primero hay que entender que el período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. De acuerdo con estimaciones, el periodo de incubación de la covid-19 oscila entre 1 y 14 días, y en general se sitúa en torno a los cinco días. Por el momento se continúan analizando y actualizando estos datos para tener una información más precisa y detallada.