Las autoridades abrieron Investigación preliminar por el presunto delito contra la Salud Pública. (Foto: Ministerio Público)
Las autoridades abrieron Investigación preliminar por el presunto delito contra la Salud Pública. (Foto: Ministerio Público)
Zenaida Condori Contreras

Decenas de familias de la provincia de Caylloma, en la región Arequipa, denunciaron ante la Contraloría General, que las canastas que recibieron de la municipalidad contenían productos adulterados, vencidos, deteriorados y sin registros sanitario. La mañana de este jueves la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chivay intervino el almacén de la comuna y corroboró la denuncia los pobladores.

La fiscal, María Paredes Palomino, encontró latas de conservas de atún con etiqueta distinta a la tapa del enlatado. Se verificó dos fechas de vencimiento 2012 y 2020. Estás conservas fueron incautadas y derivadas a la Gerencia Regional de Salud para que determinen si el producto es apto para el consumo humano.

-Productos en mal estado-

También halló productos que carecen de registro sanitario, otros no tenían fecha de vencimiento y algunos no coincidían en el peso. Por su parte, la regidora, Yerika Cacya Oviedo, indicó a El Comercio que las lentejas tenían mal aspecto y había piedras en las bolsas que les entregaron. “Se pidió a las familias que recibieron las canastas que las devuelvan en la comisaría y realicen sus denuncias”, dijo la regidora.

El Ministerio Público abrió Investigación preliminar por el presunto delito contra la Salud Pública en agravio de la población de Caylloma. Este medio llamó reiteradas veces al alcalde de Caylloma, Álvaro Cáceres Llica, quién es hermano del gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, pero nunca contestó.

La fiscal solicitó a la Municipalidad Provincial de Caylloma toda la documentación referente al proceso de contratación del proveedor. Asimismo, dispuso remitir el acta y fotografías del hallazgo a la Fiscalía Anticorrupción de Arequipa, a fin que proceda conforme a sus atribuciones.

-Canastas para las familias que no recibieron bono.

Estas canastas eran para las familias más pobres de Caylloma, quienes no habían recibido ni uno de los beneficios que el Gobierno entregó en este estado de emergencia. La regidora, Cacya Oviedo, explicó que a la municipalidad se le asignó S/ 50.000 para comprar y distribuir las canastas básicas.

Cada cesto contenía ocho paquetes de 500 gramos de fideos, cinco atunes a granel, siete kilos de arroz, cuatro kilos de azúcar, dos kilos de avena, tres kilos de lenteja y una botella de aceite, todo valorizado en S/ 80.50. Se han armado 618 canastas, principalmente para madres solteras, adultos mayores y personas discapacitadas.

“La investigación penal contra los responsables debe continuar, pero lo que necesitamos ahora es que se cambien esos productos. Las familias necesitan de esos alimentos, no pueden esperar más tiempo. Lamentamos esta situación. Mañana tenemos una reunión todos los regidores para determinar qué acciones tomaremos”, agregó la regidora.

Vecinos se quejan de canastas