Jorge Barata ha identificado a “dos personas de máxima confianza” de Yehude Simon. (Ilustración: Giovanni Tazza).
Jorge Barata ha identificado a “dos personas de máxima confianza” de Yehude Simon. (Ilustración: Giovanni Tazza).
René Zubieta Pacco

El último 31 de enero, el exsuperintendente de en el Perú, , declaró ante el equipo especial del Ministerio Público sobre el Caso Lava Jato. Su testimonio giró en torno a dos hechos que la fiscalía relaciona para imputarle a , exgobernador regional de Lambayeque, los delitos de colusión y lavado de activos (transferencia, conversión y ocultamiento) con el agravante de ser presuntamente cabeza de una organización criminal que operó en dicha región entre el 2006 y 2007.

En el marco de la investigación preliminar, un primer hecho se vincula a la concesión del proyecto Trasvase Olmos a la Constructora Norberto Odebrecht S.A. en julio del 2004, en la primera gestión de Simon. El segundo tiene que ver con la presunta entrega de US$300.000, de origen ilícito, para la campaña de reelección en el 2006, con el Partido Movimiento Humanista Peruano (hoy Juntos por el Perú).

La resolución que el último 22 de febrero acogió el pedido fiscal para detener preliminarmente por diez días a Simon, a la que accedió El Comercio, precisamente da cuenta de la relación de ambos hechos:

“Así, a criterio de la fiscalía, los elementos de convicción señalados demostrarían con un alto grado de fiabilidad que Yehude Simon Munaro habría recibido dinero de la empresa Constructora Norberto Odebrecht S.A., dinero de procedencia ilícita (Caja 2) que era entregado tanto a dicha persona, como de forma indistinta a Pablo Enrique Salazar Torres y Luis Javier Málaga Cocchella (fallecido) en tanto el objetivo de dichas entregas de dinero hasta el año 2006 era pagar los gastos de la campaña electoral reelecionista de Yehude Simon Munaro; pagos que no habrían sido declarados a la ONPE en la rendición de cuentas de la campaña electoral 2006, los que a su vez, se habrían encontrado vinculados a actos de corrupción cometidos durante la primera gestión de Yehude Simon Munaro en tanto durante dicha gestión como presidente regional de Lambayeque se realizó el concurso y adjudicación de la buena pro a la empresa Constructora Norberto Odebrecht como ganadora del concurso de proyectos integrales para la construcción, operación y mantenimiento de las obras de Trasvase del Proyecto Olmos”.

Pablo Salazar, exgerente del Proyecto Olmos, fue detenido el mismo día que Yehude Simon. Ya confesó ante la fiscalía. (Foto: Poder Judicial)
Pablo Salazar, exgerente del Proyecto Olmos, fue detenido el mismo día que Yehude Simon. Ya confesó ante la fiscalía. (Foto: Poder Judicial)

Salazar fue tesorero del Partido Movimiento Humanista Peruano durante la campaña de reelección de Simon y gerente general del Proyecto Especial Olmos-Tinajones entre el 2004 y 2010. Málaga fue representante de Málaga Webb & Asociados, consultora del proyecto Olmos y que asesoró a Simon cuando fue primer ministro.

La conclusión se desprende en parte del testimonio de Barata, quien sostuvo que los pagos para Salazar y Málaga se dieron en efectivo en Lima a lo largo del 2006 e inicios del 2007. También de otros elementos de convicción, como las planillas de Odebrecht que dan cuenta de pagos para los sobrenombres ‘Gorno’ y ‘Terco’ entre el 2006 y 2007.

Pero de acuerdo al exdirectivo de Odebrecht, ambos ‘codinomes’ fueron usados de manera indistinta con motivo de la campaña electoral. Además, dio cuenta de más entregas de dinero a otros ‘codinomes’ relacionados al proyecto Trasvase Olmos. “Se verifica también que los pagos al codinome Gorno con la referencia Concessao Olmos se realizaron incluso hasta el año 2011, mientras que el codinome Terco registra pagos hasta el año 2020”, indica el requerimiento de la fiscalía para la detención preliminar de Simon, al que también accedió este Diario.

Dicho documento desarrolla el testimonio de Jorge Barata, principalmente en cuanto a los hechos vinculados a la presunta entrega de activos ilícitos.

Consultado por El Comercio el último martes, Luis Benavente, director de la consultora Vox Populi, indicó que su empresa comenzó a operar en abril del 2007 y compartió el registro de Sunat que consigna esa fecha. Por ese motivo, enfatizó que es imposible que la compañía haya realizado una encuesta para la campaña de Simon a la reelección al Gobierno Regional de Lambayeque un año antes.

Barata, además, ha identificado a Salazar y Málaga como “dos personas de máxima confianza” del exgobernador regional de Lambayeque.

El empresario ya había declarado mencionado a Simon en octubre del 2018, durante otro interrogatorio en Curitiba, Brasil. Ahí, mencionó que el codinome ‘Sipán’ correspondería al excongresista Javier Velásquez Quesquén o a Yehude Simon. Estos dos últimos han rechazado haber recibido dinero para sus campañas.

El último 13 de febrero, Yehude Simon insistió en su versión ante el equipo especial: "Yo reafirmo que nunca he pedido ni recibido un centavo de la empresa Odebrecht”.

Simon cumple actualmente la orden de detención preliminar, al igual que Salazar. Este último, declaró ayer ante la fiscalía. Sus revelaciones han complicado aún más la situación del exgobernador regional de Lambayeque, ex primer ministro en el segundo gobierno de Alan García y excongresista.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO