(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

La idea de una deidad todopoderosa que vigila y castiga a los que no se comportan dentro de los estándares morales surgió después de que los humanos dejaran las tribus y constituyeran sociedades complejas, según una investigación publicada en la revista

Pese a lo que los antropólogos creían hasta ahora, la investigación de la Universidad de Oxford señala que la creencia en grandes dioses es una consecuencia, y no una causa, del desarrollo de sociedades complejas.



"Nuestros resultados sugieren que las identidades colectivas son más importantes para facilitar la cooperación que las creencias religiosas", señaló en un comunicado Harvey Whitehouse, director de la investigación y catedrático de la Universidad de Oxford.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron 414 sociedades procedentes de 30 regiones del mundo, que existieron desde la antigüedad hasta la Revolución Industrial.

Para ello, utilizaron la información disponible en la base de datos , un gran archivo de más de 300.000 registros sobre complejidad social y religión de 500 sociedades antiguas de todo el mundo, que se desarrollaron a lo largo de 10.000 años de historia.

Se creía que los si las personas pudieran romper las reglas sin consecuencias, entonces la sociedad sencillamente se derrumbaría, pero "para nuestra sorpresa, nuestros datos contradicen fuertemente esta hipótesis", señala Whitehouse.

Pero los investigadores no restan importancia al papel de las deidades moralizadoras, pues consideran que fueron los rituales religiosos los que ayudaron a crear una identidad colectiva en las sociedades, lo cual logró cohesión.

Es así que la investigación, en la que participaron también investigadores de las universidades de Connecticut y Keio, sugiere que cuando las sociedades alcanzaron un tamaño de alrededor de un millón de habitantes, los dioses moralizantes estabilizaron la cooperación entre personas, pues esto era necesario debido a que estas culturas estaban conformadas por diferentes etnias.

Además, el estudio determinó cuáles fueron los primeros dioses moralizadores que surgieron en el planeta: la primera sociedad compleja en la que surgió esta deidad de la que se tiene registro es Egipto, precisamente en la Dinastía II, con Ra, el dios del Sol, que era el creador y juzgaba a las personas en la "otra vida" usando el código conocido como "maat". Luego surgiría Shamash, el dios del Sol que todo lo ve, en la actual Irán. En el Antiguo Reino de Hatti, en la actual Turquía, diversos dioses castigaban inmoralidades. Después, ya en la Edad Contemporánea, surgieron dioses en Grecia, Islandia y América, entre ellos el Imperio Inca. 

Síguenos en Twitter...