Un jugador profesional durante la Games Week en París. (Foto: Thomas Samson / AFP)
Un jugador profesional durante la Games Week en París. (Foto: Thomas Samson / AFP)
Grupo GDA

La siguiente generación de consolas ya está a la vuelta de la esquina. Sony como Microsoft pusieron todo su empeño tanto en la como en la Series X y Xbox Series S para dominar el mercado en esta octava generación que promete revolucionar la forma en la que estamos acostumbrados a jugar, en una larga lucha que desde hace más de 10 años tiene a estas dos gigantas buscando el primer puesto.

Para la actual generación, según cifras de Sony, logró vender 112 millones de consolas hasta el 30 de junio de 2020, muy por encima de los 48 millones de unidades vendidas aproximadamente por Microsoft con su Xbox One y los 61,44 millones de unidades de Switch comercializadas por Nintendo.

MIRA: Luna, el nuevo servicio de Amazon para jugar por streaming

Sin embargo, para su nuevo lanzamiento, Xbox busca volver a posicionarse en el mercado y rescatar gran público que pudo perder en los últimos años. Pero Sony no planea soltar tampoco con sus dos versiones de PlayStation en lo que será la revolución del mundo de las consolas. Hasta ahora, las dos marcas ya revelaron todo lo que podían revelar: diseño, ‘hardware’ y precio.

Aquí compararemos las cuatro consolas que estas dos gigantes del ‘gaming’ ofrecen:

Lo primero y en lo que más se fijan muchos usuarios es la potencia que tiene cada una de las consolas. En ese sentido, tanto la PlayStation 5 como la Xbox Series X son muy parecidas: ambas incorporan una CPU de 5 núcleos Zen 2, aunque la de la Xbox es un poco más rápida. Para entender la potencia gráfica de cada una de estas hay que hablar de TFLOPS – que se definen como las unidades de cómputo que tiene el procesador–. En ese caso, la Xbox Series X cuenta con 12 TFLOPS; mientras que la PS5, con 10,28 TFLOPS. Aquí podemos ver diferencias, pero no es considerable.

El diseño de la PS5 ha sido elogiado. (Foto: Sony)
El diseño de la PS5 ha sido elogiado. (Foto: Sony)

No obstante, si lo comparamos con las consolas actuales, 4,2 TFLOPS en la PS4 Pro y 6 teraflops en la Xbox One X, sí podemos notar un cambio. Tanto la PS5, como la Series X prometen ser capaces de correr los juegos en 4K a 60 fotogramas por segundo (FPS) y alcanzar incluso los 120 FPS en algunas circunstancias, algo que no se ha visto hasta ahora. Entonces, si nos regimos estrictamente a la potencia, la Series X promete ser un poco más potente que la PS5, pero no por mucho.

MIRA: Left 4 Dead 2 - GRATIS | El paso para descargar en PC el popular juego de zombies

Continuando con el rendimiento hablaremos del almacenamiento, en el que desde Sony pusieron mucho esmero con una SSD personalizada que logra transferencias de 5,5 GB/s de datos brutos, casi el doble comparado con el SSD que logra transferencias 2,4 GB/s. Esto se resume en que los juegos cargarán mucho más rápido y las pantallas de espera serán cada vez menores.

Ahora, si hablamos de las dos versiones más económicas, es decir, la Xbox Series S y la PlayStation 5 Digital Edition, aquí sí hay mayor diferencia. Mientras que la PS5 tiene, al igual que su hermana, unidad de disco 10,28 TFLOPS, la Series S cuenta con 4 TFLOPS. Así mismo, en cuanto al almacenamiento, la Play cuenta con el SSD de 5,5 GB/s de transferencia y 865 Gb de capacidad ‚y la Series S con 512 Gb con 2,4 GB/s de velocidad. Entonces, basados en estos datos, la PS5 es en el papel más potente y rápida. Pero debemos fijarnos en los precios.

Actualmente ya contamos con los precios oficiales de estas cuatro consolas, al igual que su fecha de lanzamiento. Por parte de Xbox, su Series X estará en el mercado por US$499.99 y la Series S, por US$299. Mientras que la PS5 estará en US$499 y la PS5 Digital Edition, en US$399.99

Diseño

El diseño ha sido uno de los temas más polémicos hasta ahora. En un inicio, cuando se reveló la Xbox Series X, las redes sociales se llenaron de memes en los que se burlaban del tamaño de la consola y de su forma rectangular. “Parece una nevera”, se leía en los tuits que etiquetaban a Xbox y comparaban su consola con el electrodoméstico.

Por su parte, del diseño de la PlayStation no se habló tanto y, en parte, fue porque Sony esperó mucho más tiempo para revelarlo y, con un diseño algo futurista, los usuarios y público en general estuvieron bastante complacidos con lo que vieron.

Los fans considera que Xbox no ha avanzado en cuento al diseño de su consola. (Foto: Microsoft)
Los fans considera que Xbox no ha avanzado en cuento al diseño de su consola. (Foto: Microsoft)

Esto hasta que se supo y se filtraron algunas fotos de la consola en la que se veía que sería mucho más grande de lo que muchos pensaban.

De hecho, más grande aún que la Series X y casi igual de ancha en su base. Mientras que la Xbox Series X tendrá 30 centímetros de alto por 15 centímetros de ancho y de profundo, la PS5 tendría una altura de 36 centímetros. Este tamaño, explican desde las compañías, está pensado en mejorar los sistemas de refrigeración y disminuir los problemas de sobrecalentamiento.

¿Cuál elegir?

Ya sabemos a grandes rasgos lo que tendrán en potencia y ‘hardware’ cada una de las consolas, y al parecer este no será uno de los grandes puntos decisivos a la hora de saber cuál elegir. Pero la oferta de juegos puede ser la clave, así como su preferencia personal.

Desde Xbox llevan algún tiempo dándole protagonismo a su Game Pass, con el que ofrecen más de 100 juegos disponibles por una tarifa de suscripción y ahora con la llegada del EA Play y la más reciente adquisición de Bethesda, el catálogo de juegos viene creciendo tanto para la consola como para los computadores con Windows con lanzamientos de juegos nuevos.

Por su parte, PlayStation tiene su PS Now, una plataforma con 800 juegos que permite descargar títulos en la consola, pero no hay videojuegos nuevos de lanzamiento y tampoco está disponible para utilizarse en el PC. En este apartado, Microsoft le lleva ventaja a Sony. Sin embargo, también hay algunos exclusivos en PlayStation que motivan a comprar la consola.

En temas de retrocompatibilidad, Microsoft asegura que ofrecerán miles de títulos de las anteriores tres generaciones y que algunos estarán remasterizados en 4K.

Mientras que en PS5 estarán disponibles únicamente los de PS4. Aunque aún estamos ‘ad portas’ de la salida de las nuevas consolas y las preventas en muchos países ya están abiertas, lo cierto es que la elección de su consola depende mucho de si viene de Xbox o PlayStation y de cuánto dinero quiera gastar.

Si es nuevo en el tema de consolas, por precio, una Series S puede ser una excelente opción para iniciar. Sin embargo, para futuros desarrollos de juegos en los que se aprovechará la potencia de las hermanas mayores, optar por una de ellas puede ser una gran opción si viene ya de una tradición de consolas.

Fuente: El Tiempo, GDA

VIDEO RECOMENDADO

PlayStation 5: Este es un breve resumen de lo que se vio en el Ps5 Showcase

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...