Empecemos por lo básico: el equipo que voy a reseñar esta vez es una estación de discos o ‘disk station’. Es como un pequeño servidor o , que también se les conoce como NAS o ‘Network Attached Storage’.

Estos equipos son unidades que te permiten tener una copia de seguridad de todos los dispositivos que tengas conectados. Pero no solo eso, sino también tener acceso remoto (incluso desde móviles) a tus fotos, archivos de audios y hasta tus películas y grabaciones. Es decir, una .

Teniendo esto en cuenta, en esta reseña te voy a contar mi experiencia con este tipo de dispositivos. Te soy sincero y no he usado este tipo de aparatos desde hace bastantes años. Bastantes. Te adelanto varias cosas: la experiencia con este DS220j de Synology ha sido bastante interesante; la configuración para alguien que no está familiarizado con estos temas es sencilla; y cuando te acostumbras le sacas mucho provecho.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Como ya es costumbre en estas reseñas, empezamos revisando las especificaciones técnicas del DS220j de Synology:

MODELODS220j
Dimensiones165 mm x 100 mm x 225,5 mm
ProcesadorRealtek RTD1296 Quad-core 1.4 GHz 64-bit
Memoria del sistema512 MB DDR4
BahíasPara dos discos SATA HDD de 2.5 pulgadas
Capacidad14 Tb; drive x 2
Puertos externosRJ-45 1GbE LAN (1) - USB 3.0 (2)
Peso880 gramos
OtrosIndicadores LED ajustables; nivel de ruido 18.2 dB(A); programación de encendido y apagado automático; etc.

DISEÑO

A primera vista, el DiskStation DS220j de Synology se asemeja a uno de estos módems modernos que tienes en casa de tu proveedor de Internet. Es un aparato grande y algo pesado. Es de acabado color blanco brillante, que se ve bastante elegante y suele combinar bastante bien con la decoración.

En la parte frontal están los indicadores LED (que avisan si el dispositivo está recibiendo corriente, si los discos están en funcionamiento, y si está conectado a la red LAN). Más abajo está el botón de encendido y apagado.

En los lados está la marca Synology. En la parte posterior está el ventilador y los conectores. Cuatro patas de jebe le dan una gran estabilidad.

DESEMPEÑO

Yo he tenido la suerte de que la DiskStation DS220j de Synology que he evaluado vino con los discos ya instalados. Este modelo cuenta con dos espacios (bahías) para discos de almacenamiento, que puede ser disco duro (HDD) de 3.5” o discos de estado sólido (SSD) de 2,5”. El modelo no incluye las unidades de almacenamiento, por lo que hay que conseguirlas y colocarlas (que tampoco es tan complicado). Recuerda que esta DiskStation DS220j soporta una capacidad máxima de 32 TB (16 TB por unidad) y que los discos que consigas deben ser especiales para servidores o NAS.

Para el funcionamiento de este NAS es necesario que esté colocado cerca a tu módem, pues tienes que conectar el cable Ethernet. Esa conexión es indispensable, pues permitirá que tus archivos estén siempre disponibles. Debemos recordar que esta unidad no cuenta con conexión inalámbrica Wi Fi (y en realidad es mejor, porque así las velocidades de transferencia de información no sufrirán).

La configuración inicial no es tan compleja como podría parecer. Si es que ya instalaste las unidades de almacenamiento, solo resta conectarlo al módem y a la electricidad, encenderlo y esperar hasta que los indicadores LED nos muestren de que ambos discos están en funcionamiento. No es necesario que esté conectado a una computadora, pero toda la configuración la haremos desde una. Lo único importante es que tanto la DiskStation DS220j como la computadora que usarás para la configuración estén en la misma red casera.

El asistente de configuración es lo suficientemente claro para que una persona sin muchos conocimientos o experiencia en este tipo de dispositivos lo pueda dejar listo para el funcionamiento. (Fotos: Bruno Ortiz)
El asistente de configuración es lo suficientemente claro para que una persona sin muchos conocimientos o experiencia en este tipo de dispositivos lo pueda dejar listo para el funcionamiento. (Fotos: Bruno Ortiz)

A través de una podrás encontrar el dispositivo y un asistente te guía paso a paso para configurarlo (desde la instalación del sistema operativo). Vas a necesitar registrarte en un sistema de conexión del fabricante (QuickConnect) y crear una URL para acceder a los contenidos de la unidad, desde cualquier parte del mundo solo a través de Internet. Todo el proceso de configuración puede durar unos 20 minutos por lo menos. En mi caso, yo elegí que la segunda unidad sirva como espejo de la primera, es decir, que se realice en ella una copia de seguridad exacta ante cualquier eventualidad.

Este DS220j de Synology ofrece el SHR o Synology Hybrid RAID. Un sistema RAID de discos busca proteger los datos ante fallas. SHR permite configurar el sistema RAID de una manera más sencilla.
Este DS220j de Synology ofrece el SHR o Synology Hybrid RAID. Un sistema RAID de discos busca proteger los datos ante fallas. SHR permite configurar el sistema RAID de una manera más sencilla.

El sistema operativo de la DiskStation DS220j de Synology es una mezcla entre Windows y macOS. No es muy familiar, pero tampoco se te hará tan extraño. No es tan complicado ir descubriendo sus funcionalidades. Podrás desde usar la unidad solo como respaldo de seguridad de todos los dispositivos que tengas conectado a tu red local, hasta el almacenamiento de fotos, música y video, a través de una tienda de aplicaciones que permite acceso a apps de la misma Synology y de terceros. Todas las instalaciones y configuraciones de nuevas funciones son bastante amigables hasta para quienes no estamos familiarizados con este tipo de dispositivos.

Entre las cosas que más me gustaron hay dos: primero, la facilidad para cargar archivos de diferentes maneras y para acceder a información que te permite conocer el estado en tiempo real del dispositivo (capacidad, temperatura, trabajo del procesador, etc.). Y la segunda, que es contar con aplicaciones que te permitan replicar la experiencia de tener un Netflix, un Spotify, un Google Fotos o un DropBox personal, sin depender de terceros.

Así luce la versión de escritorio (izq) y la móvil (centro y derecha) de la aplicación que permite la gestión de las imágenes almacenadas desde una computadora o desde un smartphone.
Así luce la versión de escritorio (izq) y la móvil (centro y derecha) de la aplicación que permite la gestión de las imágenes almacenadas desde una computadora o desde un smartphone.
Así luce la versión de escritorio (izq) y la móvil (centro y derecha) de la aplicación que permite la gestión de los audios almacenados desde una computadora o desde un smartphone.
Así luce la versión de escritorio (izq) y la móvil (centro y derecha) de la aplicación que permite la gestión de los audios almacenados desde una computadora o desde un smartphone.

Así, desde mi smartphone puedo cargar las fotos que vaya tomando, pero también puedo acceder a las diferentes carpetas que ya tengo cargadas en el NAS. O si prefiero, puedo ingresar a Video Station y ver en streaming una película, una serie o una grabación casera (incluso acompañadas de información adicional) sin necesidad de tenerla consumiendo espacio en mi dispositivo. Pero no solo eso, sino que puedo compartir ese contenido hacia un televisor inteligente y verlo en pantalla más grande.

La aplicación Moments permite realizar una labor muy similar a la de Google Fotos, solo que esta vez será directamente sobre nuestra nube casera.
La aplicación Moments permite realizar una labor muy similar a la de Google Fotos, solo que esta vez será directamente sobre nuestra nube casera.

Lo mismo pasa con DS Audio para la música y con Moments que hace un trabajo bastante similar al de Google Fotos.

Pero eso no es todo: el sistema operativo me permite crear usuarios para crear así accesos controlados a espacios específicos del almacenamiento. Es decir, para la productividad (sobre todo en pequeños negocios) este dispositivo podría ser un punto de partida ideal para el trabajo en red.

Algo que no me gustó, es que el dispositivo que tuve para la evaluación sea un poco ruidoso durante el trabajo de almacenamiento.

Ver esta publicación en Instagram

#SeViene DS220j de @synology.official

Una publicación compartida por Bruno Ortiz B. (@Blogdenotas) (@blogdenotas) el

CONCLUSIÓN

Mi experiencia con la DiskStation DS220j de Synology ha sido muy buena. Un entorno amigable y un proceso de configuración sencillo derrumban la barrera del temor que un usuario común pueda levantar ante dispositivos que parecen demasiado complejos. Sin dudas, es una excelente alternativa para quienes quieran empezar a guardar en un entorno seguro y más controlable su información de importancia, pero que buscar acceder a ella de manera sencilla. Ojo, que no es necesario ser un usuario experimentado para sacarle provecho. Pero también se perfila como una solución para las microempresas y pequeños emprendedores que están buscando mejorar su trabajo en red.

VIDEO RECOMENDADO

Tecnología: aplicaciones para descargar eBooks 08/06/2020

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...