Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

No exagero al afirmar que he demorado bastante con esta reseña. Sin embargo, debo aceptar que el G8s ThinQ de ha sido el Smartphone del que me he separado por menos tiempo durante los últimos meses. Este largo tiempo me ha permitido hacerme una idea un poco más real de las bondades y limitaciones de este dispositivo, que pese a tener una “s” en su nombre tiene una interesante configuración y es -hasta el momento de la publicación de esta reseña- el dispositivo más moderno disponible por la empresa coreana en nuestro mercado. ¿El veredicto? El LG G8s ThinQ es un teléfono inteligente que, pese a sus bemoles, se presenta como una muy buena alternativa. No termina de ser un equipo redondo, pero puede ser una opción muy eficiente para muchos usuarios.

ESPECIFICACIONES

¿Es verdad que las especificaciones del son competitivas? Revísalas tú mismo en el cuadro con el detalle de los datos técnicos de este dispositivo, a continuación:

Dimensiones155,3 mm x 76,6 mm x 8 mm
Peso181 gramos
CaracterísticasResistente al polvo / agua IP68 (hasta 1,5 m durante 30 minutos).
Pantalla6,21″ Resolución 1080 x 2248 píxeles con Corning Gorilla Glass 5, HDR10 Dolby Vision, Pantalla siempre encendida (Always-on).
Sistema operativoAndroid 9.0 (Pie); LG UX 8.0
ProcesadorQualcomm SDM855 Snapdragon 855 (7 nm) octa-core
RAM6 GB
Almacenamiento128 GB expandible vía micro SD.
Cámara trasera triple12 MP (estándar); 12 MP (telefoto); 13 MP (ultra ancho).Flash LED, HDR, panorama. Grabación de video a 2160p @ 30 / 60fps, 1080p @ 30 / 60fps, 1080p @ 240fps, HDR, grabación de sonido estéreo de 24 bits / 192kHz.
Cámara selfie8 MP (ancho) y cámara AF TOF 3D. Caracteristicas HDR. Grabación de video 1080p @ 60fps
AudioParlante estéreo. DTS de 32 bits / 192 kHz. Sonido envolvente X. Cancelación activa de ruido con micrófono dedicado.
SensoresHuella digital, acelerómetro, giroscopio, proximidad, brújula, barómetro.
BateríaLi-Po 3.550 mAh no extraíble. Carga rápida de la batería 18 W (3.0), además carga inalámbrica.

DISEÑO

En este aspecto el G8s ThinQ de ofrece una propuesta interesante: es un smartphone que se nota más ancho y grueso que el resto de sus competidores en la gama alta. También está hecho de cristal con bordes metálicos, pero en su acabado brinda la sensación de estar hecho principalmente de plástico duro. Esto se refuerza cuando se toma el dispositivo con la mano y se nota que no es tan pesado como parece.

La parte posterior del LG G8s ThinQ es fundamentalmente de vidrio. Solo tiene el módulo de cámaras de fotos y el sensor de huellas. (Foto: Bruno Ortiz B.)
La parte posterior del LG G8s ThinQ es fundamentalmente de vidrio. Solo tiene el módulo de cámaras de fotos y el sensor de huellas. (Foto: Bruno Ortiz B.)

El diseño tiene las esquinas redondeadas. Se repite el diseño que venía ofreciendo desde hace varios modelos atrás: el módulo de la triple cámara trasera está en la zona superior de la parte posterior, con un flash al lado y con el sensor de huellas debajo, dejando el resto de la parte trasera limpia. Sin embargo, es un imán de huellas.

Así lucen el módulo de cámaras traseras y el sensor de huellas dactilares del G8s ThinQ de LG. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Así lucen el módulo de cámaras traseras y el sensor de huellas dactilares del G8s ThinQ de LG. (Foto: Bruno Ortiz B.)

En la parte delantera del LG G8s ThinQ vemos bordes gruesos y un notch o cerquillo un poco más alargado de lo normal. Esto se justifica por la presencia de varias cámaras y sensores frontales. Sobre el borde izquierdo tiene los controles de volumen y debajo un botón para llamar a Google Assistant (que se puede desactivar). En el borde inferior está el conector 3,5 mm minijack, el conector USB-C y el altavoz. Sobre el borde derecho es que vienen algunos problemas (por lo menos, para mí): el botón de encendido. Se ha ubicado demasiado arriba para mi gusto. No es que sea complicado llegar a él (uno termina acostumbrándose), pero se pierde ergonomía. Debajo de ese botón está la bandeja para SIM.

Esa es la ubicación del botón sobre el borde derecho, sobre la bandeja para la SIM y la memoria SD. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Esa es la ubicación del botón sobre el borde derecho, sobre la bandeja para la SIM y la memoria SD. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Un extra interesante: el LG G8s ThinQ incluye una carcasa de silicona para que se proteja el smartphone desde que se saca de la caja. Con esto se logra que –aunque el dispositivo se vuelva un poco más grueso- gane esa sensación de ser resistente (y, efectivamente, se me cayó un par de veces de maneras muy peligrosas, pero el teléfono salió airoso).

PANTALLA

El panel frontal es de 6,2” P-OLED Full HD+ y que –según el fabricante- tiene el 81,1% dedicado a la pantalla. A diferencia de la competencia, el G8s ThinQ apuesta por el OLED, que permite que los contenidos y textos se puedan ver muy bien, así como el brillo necesario para el uso que se le va a dar. Pero, cuando se cambia bruscamente de iluminación en el ambiente, el brillo automático demorará en ajustarse.

La pantalla del LG G8s ThinQ es OLED y brinda una interesante calidad para el consumo de multimedia. (Foto: Bruno Ortiz B.)
La pantalla del LG G8s ThinQ es OLED y brinda una interesante calidad para el consumo de multimedia. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Como mencioné antes, el notch es más grande que lo normal. Tiene la cámara frontal, el parlante y los sensores que permiten la función Air Motion. ¿Se acuerdan de la segunda pantalla de la que hablaba hace algunos años LG (cuando se refería a que se aprovechaba el borde superior para notificaciones y demás)? En el G8s ThinQ se trata de recuperar eso, pero los espacios quedan muy limitados.

DESEMPEÑO

Aquí no hay mucha vuelta que darle: el G8s ThinQ tiene sobre el papel especificaciones que no le envidian nada a los otros smartphones de alta gama. Su procesador Snapdragon 855, sumados a los 6 GB de RAM, hacen que este dispositivo no presente ‘lags’ en la reproducción multimedia o en videojuegos. Sin embargo, con la reproducción constante de imágenes (o videos), o cuando hay mucho trabajo que requiere gestionar gráficos, el dispositivo se calienta. Un poco, pero se calienta.

El LG G8s ThinQ viene con la capa de personalización LG UX, que trae algunas aplicaciones propias de la marca ya preinstaladas. ¿Eso es bueno o malo? Para mí, es malo pero lo paso a explicar: el software va bien, pero es el mismo que venimos experimentando desde hace varios años. Las otras marcas ya han refrescado sus capas de personalización. En este caso, algunas de las aplicaciones preinstaladas se pueden desactivar pero no eliminar. Así es: cuando se realiza alguna actualización masiva, las apps que quitaste regresan sin avisar.

CÁMARAS

Hola. Sobre todo si eres de los que han abierto esta nota y vinieron directamente hasta aquí. Vamos a hablar de las cámaras del G8s ThinQ. Primero hay que tener en cuenta lo siguiente: con el G5 LG innovó incluyendo un lente de gran angular (123°), que eran muy interesantes, que creaba un efecto de estabilización al momento de grabar videos, pero que deformaba un poco los bordes de la imagen. Con mejores y peores resultados la coreana fue probando con el gran angular en el G6 y el G7.

Ahora en este LG G8s ThinQ propone una triple cámara trasera y un doble lente frontal. Las tres de atrás son de 12MP (cámara principal); 13 MP (gran angular); y 8 MP (estándar). Viene con estabilización óptica de imagen, permite grabar 4K hasta 60 cuadros por segundo. Yo estoy muy satisfecho con cómo queda el gran gran angular en este dispositivo. Ofrece los ya hoy populares (y muy buscados) modo Retrato, modo Noche e Inteligencia Artificial, y el sistema de enfoque PDAF (autoenfoque de detección de fase). El tema está en los resultados. Con este equipo he podido tomar muchas fotos que, a mi parecer, salieron muy bien.

Las fotografías del G8s ThinQ son buenas, pero no destacan. Muestra colores reales y con la correcta iluminación los resultados mejoran. En el modo Retrato se puede modificar el grado de desenfoque para que el resultado sea lo más natural posible. Como ya indiqué, tiene modo Noche con resultados interesantes, pero que no llegan a alcanzar los resultados de la competencia. Y si combinamos ese modo con el gran angular, las imágenes sufren más. Con la cámara frontal los resultados son buenos, pero una vez más todo relacionado con la iluminación.

Así luce el módulo de cámaras traseras del LG G8s ThinQ. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Así luce el módulo de cámaras traseras del LG G8s ThinQ. (Foto: Bruno Ortiz B.)

LA NOVEDAD

Air Motion. Ese es el nombre de la tecnología que ha incorporado LG en este dispositivo. La idea es que, gracias a los sensores de la cámara frontal, se puedan analizar los rasgos distintivos de la mano (lectura de vaso sanguíneos por infrarrojo) como medida de seguridad biométrica, en lugar de la lectura de huella digital y el reconocimiento facial. Entonces, solo necesitas mostrar la palma de la mano (registrada previamente), a unos 15 cm de la cámara frontal.

Pero también hay otro uso para esta tecnología. Se puede usar la palma de la mano haciendo un gesto en particular (similar a una garra) que sirve, por ejemplo, para modificar el volumen mientras se está reproduciendo contenido multimedia.

¿Y qué tal? En particular, me parece interesante, pero no indispensable. El sensor –que se manifiesta iluminando con una luz multicolor en una barrita debajo del notch- no se enciende de manera fácilmente (a veces sucede cuando no se necesita y viceversa). Y luego, hay que agarrarle el truco para hacer el gesto. Sin embargo, es una función que en la previa requiere de todas maneras tocar el teléfono. Quizás, pueda mejorarse en versiones posteriores, pero hoy no le veo más utilidad que la anecdótica.

BATERÍA

Aquí debo confesar que el LG G8s ThinQ me ha mostrado un buen desempeño. Aunque tiene 3.550 mAh, se gestiona de manera muy buena y –después de haber usado varios dispositivos - puedo decir con alegría que llego al final de la jornada aún con una buena reserva de batería. Trae un cargador de batería de 18 W (3.0), que además permite la carga inalámbrica. Nada más que decir, solo que ya no será un dolor de cabeza.

CONCLUSIONES

Te lo cuento en simple: el G8s ThinQ es un buen teléfono. Tiene un desempeño que permite trabajar sin complicaciones en el consumo y creación de contenido. La autonomía del dispositivo te permite acompañarte sin problemas durante toda la jornada, incluso en un uso intenso. Las cámaras están dentro del promedio, pero mejoran mucho sus resultados con buena iluminación. Quizás el diseño, algunas funciones y un entorno que se ha quedado en el tiempo puedan ser puntos en contra para varios usuarios.

TAGS RELACIONADOS