Pokémon Go: la fiebre que despertó el juego durante 2016
Pokémon Go: la fiebre que despertó el juego durante 2016

llegó el miércoles 03 de agosto al Perú y causó la misma fiebre que en los países donde ya había sido estrenado hasta entonces. Los peruanos esperaban con ansias la llegada de Pikachu y demás criaturas para comenzar un viaje de diversión, pero también cargado de nostalgia.

Pokémon Go tiene como principal atractivo ser un videojuego de realidad aumentada que logra lo que otros juegos han postergado: levantar a los jugadores de sus asientos para interactuar de forma más directa con el videojuego.

Sin embargo, el juego creado por Niantic Labs generó opiniones divididas. La mayoría de establecimientos públicos - museos, supermercados, entidades públicas, parques, centros comerciales, cementerios - fueron abarrotados por entrenadores pokemon que llegaban en busca de alguna criatura. Esta masificación generó molestia en los vecinos de algunos distritos de la capital, quienes pidieron a las autoridades solucionar el inconveniente.

Polémica decisión en distrito de La Punta

 relacionado al videojuego. El barrio chalaco estableció que el único horario en el cual estaría permitido jugar Pokémon Go sería entre las 6 a.m. y la medianoche.  

Esta medida gestó críticas incluso en la vía legal. Expertos aseguraban que multar a las personas que caminen libremente por La Punta pasada la medianoche era anticonstitucional. Con el tiempo, el decreto se eliminó.

Accidentes capturando pokémones

El descuido por parte de jugadores peruanos de Pokémon Go hizo que muchos de estos 'pierdan la cabeza' con tal de cazar una enigmática criatura.

Uno de los casos más representativos fue el ocurrido en El Olivar de San Isidro, cuando un hombre intentó cazar una intrépida criatura pero, sin darse cuenta,  que tenía pasos más adelante.

Cuando el hombre salió del agua indicó no vio el camino por el que andaba porque estaba concentrado en jugar Pokémon  Go. Este incidente despertó ciertas dudas y cientos de comentarios en redes sociales como Facebook.

Nuevamente La Punta fue escenario para un hecho curioso relacionado a Pokémon Go. El avistamiento de un Lapras hizo que decenas de jugadores vayan hacia el mar y se sumerjan para encontrar al pokemon. Aunque para su mala suerte solo algunos entrenadores pudieron sumar al pokemon marino a su equipo, los demás quedaron completamente mojados y sin ninguna criatura.

Robos e inseguridad

La inseguridad también estuvo ligada a Pokémon Go. A pocos días de la llegada del aplicativo a nuestro país, se reportó el caso de dos jóvenes que fueron asaltados en Mirones Bajos mientras se divertían buscando criaturas.

Otro suceso que encendió las alertas de las autoridades fue la aparición de un gimnasio en el Penal San Pedro de San Juan de Lurigancho. El reporte de un jugador dio cuenta de que en el recinto podrían haberse usado celulares con acceso a internet para jugar Pokémon Go.

No todo fue negativo

A pesar de los casos mencionados, no todo fue negativo para Pokémon Go en Perú. El videojuego de realidad aumentada que jugó con la nostalgia de los peruanos estuvo presente en algunas aulas limeñas.

Las materias donde los pokémones fueron aplicados a la enseñanza fueron las de matemáticas y física, donde los docentes y fueron tendencia en redes sociales al agregar a las criaturas a sus clases, obteniendo buenos resultados en su alumnado.

Los peruanos hicieron que Pokémon Go sea uno de los temas más buscados en Google durante el 2016, según cifras brindadas por el buscador, e hicieron que el videojuego se posicione como el mejor en el año.

MÁS EN POKÉMON GO...

TAGS RELACIONADOS