Raffaella Camet, una de las deportistas más populares del país. (Foto: Instagram)
Raffaella Camet, una de las deportistas más populares del país. (Foto: Instagram)
Redacción EC

Conocida por ser una de las voleybolistas más talentosas y bellas del deporte peruano, t, sin embargo, no tuvo una infancia totalmente feliz. Es más, hubo algo que le generó una fuerte sensación de inseguridad. Así lo reveló en un extenso post subido a .

Según refiere, fue su estatura lo que le generó problemas, tanto que se acostumbró a caminar 'jorobada' en público. 

"Sentirme rara por mi altura cuando era niña, fomentó muchas inseguridades. De 'pequeña' (ya que nunca lo fui mucho) caminaba súper jorobada. Me avergonzaba de mi tamaño y de que me lo mencionen", inició. 

Raffaella Camet añade en Instagram que "felizmente" halló un espacio en el que su espigada estatura no le generaba problemas, sino todo lo contrario. Ese fue el deporte. 

"Los deportes que más me gustaron fueron aquellos que me hacían sentir segura de mí misma y de mi altura, en especial el basket y el vóley (...) me rodeaba de chicas de mi misma altura o inclusive más altas y cada vez que salíamos a jugar a otros países que a veces yo era hasta 'la chata'", añadió en Instagram

Por último, Raffaella Camet insta a sus miles de seguidores de Instagram a que la idea no es buscar salidas o refugios a situaciones desfavorables, sino afrontarlas. 

"¡Acéptate!  Todas somos únicas y debemos liberar esa autenticidad. El deporte me hizo quién soy y a ti quizás no te cambie la vida pero créeme que algo bueno vendrá", concluyó. 

En Instagram, la joven voleybolista tiene casi 80 mil seguidores. 

TAGS RELACIONADOS