Óscar Avilés, Primera Guitarra del Perú, falleció el cinco de abril del 2014. (Foto: USI)
Óscar Avilés, Primera Guitarra del Perú, falleció el cinco de abril del 2014. (Foto: USI)
Sonia del Águila


emocionaba con su arte al más insensible. La guitarra más representativa del Perú revolucionó la música criolla con sus punteos y silencios. Su estilo era único. Amaba la música, pero sobre todo al Perú y se regodeaba siempre de ello. Seis años y un mes después de su partida, su hijo, Óscar Junior, lo recuerda con gran admiración.

“Lo recuerdo con mucho amor, respeto y gratitud; y no estoy hablando del artista sino del padre, de su calidad de ser humano. Ha dejado un legado muy grande, cuando escuchas un disco - y lo digo con humildad - lo identificas inmediatamente porque es único. Su legado es único”, refiere Óscar Jr.

MIRA: Seis años sin Óscar Avilés: el chalaco que le puso música a la peruanidad

-"Si no fuera por Avilés, el vals hubiera muerto de tundete”, sostuvo alguna vez la gran Chabuca Granda. Don Óscar refrescó el sonido criollo con su original forma de ejecutar la guitarra. Le puso música a los temas más populares.

Más que ponerle música, debo decir que creó las introducciones de los temas. Mi papá inició su carrera a los 15 años de edad como cajonero de La limeñita y Ascoy, luego cursó estudios en el Conservatorio Nacional de Música y estuvo en la cresta de la ola durante 75 años ininterrumpidos con grandes éxitos y ningún escándalo.

MIRA: Óscar Avilés: el tráiler del documental sobre su vida (VIDEO)

-Grandes músicos han destacado la forma en que utilizó los silencios. Fue una de sus armas más contundentes.

Las mejores notas que tocaba Avilés eran las que no tocaba.

-Has seguido el legado musical de tu padre. ¿Te has planteado superar su éxito?

Los genios nacen cada 200 años. He seguido los pasos de mi papá musicalmente hablando y tengo muy buena relación con mis amigos artistas, nunca he tenido problema con nadie. Toco guitarra y mi profesión es la música, no podría hacer otra cosa, pero nunca me he planteado la posibilidad de superarlo, estoy seguro que -aunque hubiese querido- no hubiese podido por el gran legado que él dejó, y no me refiero estrictamente a la música.

-¿A qué te refieres?

El gran legado de Óscar Avilés es amar al Perú, a nuestra música, a la música de la sierra costa y selva. El legado de Óscar es proponer y hacer un nuevo sonido de la música peruana. Te pongo un ejemplo, cuando yo tenía cinco años mi papá grabó un disco que se llamó “Nueva dimensión bailable”, donde puso por primera vez instrumentos tropicales en la música peruana: la conga, el güiro, la campana.... Los puristas dijeron que no y, finalmente, el público respondió positivamente, se vendieron muchos discos. Mi padre logró muchas cosas sin perder la esencia de la peruanidad.

-Hizo fusiones en un tiempo en que nadie se atrevía a hacerlas. Introducía elementos de la marinera en el vals. Fue un visionario de la música.

Yo no le llamaría fusiones, Mario (Cavagnaro) dijo que la fusión es finalmente una confusión, lo que hacía era integrar a la música peruana instrumentos que se usan para otros ritmos.

-¿Cómo surge esa estrecha relación que tu padre tenía con el fútbol peruano?

El fútbol siempre ha ido de la mano con la música peruana, muchos deportistas de los años 40 fueron amigos de mi papá, como Alejandro Villanueva (delantero de Alianza Lima) y Lolo Fernández (Universitario de Deportes). Con la historia de ‘Y se llama Perú’ y ‘Contigo Perú’ es que se refuerza la estrecha relación de mi padre con la selección peruana.

-¿Tras la muerte de tu padre, dónde quedó la guitarra que utilizaba?

La última la tengo yo, pero él tuvo una preferida, era una argentina de la Casa Núñez, con esa hizo los mayores éxitos con el trío Los Morochucos. Fue su mejor guitarra.

-¿Dónde está?

Se perdió, seguramente un amigo de lo ajeno la sacó de la maletera. La última, que la tengo guardada, es una Falcón, no la uso porque está malograda. Esa guitarra es parte de la historia del Perú porque la usó mi padre.

Manuelcha Prado en Casa de la Cultura de APDAYC al lado de la guitarra del maestro Óscar Avilés.. (Foto: Difusión)
Manuelcha Prado en Casa de la Cultura de APDAYC al lado de la guitarra del maestro Óscar Avilés.. (Foto: Difusión)

EL DATO

Óscar Avilés Jr. aprovecha la cuarentena para dictar clases de guitarra virtuales, como se observa en el video que compartió en Facebook.


TE PUEDE INTERESAR