Real Madrid y Barcelona deciden su suerte en la Champions League y en La Liga. (Foto: AP)
Real Madrid y Barcelona deciden su suerte en la Champions League y en La Liga. (Foto: AP)
Kenyi Peña Andrade

Se viene una semana decisiva para el Real Madrid y el Barcelona de cara a sus aspiraciones en esta temporada 2019-20.Todavía hay mucho pan por rebanar, tanto en la Champions League como en La Liga, por lo que no se puede entrar en el juego de afirmar que serán los siete días más importantes de la presente campaña para ambas instituciones. Sin embargo, estos sí que pueden ir encaminando su suerte hacia el objetivo de llevar dichos trofeos a sus vitrinas.

Azulgranas y merengues, con dos puntos a favor de los primeros, que se encuentran en el liderato de la Liga española, chocarán este domingo (3 p.m.) en el Santiago Bernabéu. A falta de 13 jornadas para el final, un triunfo culé en el clásico permitirá despuntarse a los de Quique Setién, mientras uno blanco les devolverá el primer lugar a los muchachos de Zinedine Zidane.

A esto, se le suma que los dos empiezan su participación en los octavos de final de la Champions League ante rivales como el Napoli y el Manchester City. Con el respeto que se merece, estos rivales no son el Apoel o el Genk. Los italianos e ingleses están capacitados para dar sendos batacazos este martes ante Barza y el miércoles frente al Real, respectivamente.

El presente de ambos clubes ha tenido un giro de 180 grados en poco tiempo. Hasta hace unas semanas se hablaba de que Zidane había convertido nuevamente al Madrid en un equipo competitivo y fuerte en todas sus líneas. De Setién se decía lo contrario, se ponía en tela de juicio todas sus decisiones y el nivel de su equipo dejaba mucho que desear. Hoy todo es distinto.

“Llegamos bien. El equipo está absolutamente concienciado. Tenemos a muchos jugadores bien, los jugadores no están cansados y el equipo está muy bien mentalmente”, indicó el técnico catalán tras la goleada (5-0) al Eibar del último fin de semana. Además, hay otro factor, quizá el más importante, que llena de ilusión para lo que se viene: Lionel Messi ha regresado a su faceta goleadora. El argentino llevaba unos cuantos partidos más dedicado a asistir que a marcar. Pero, con su póker a los vascos, los culés ya saben que su arma más letal llegará afilada.

En la casa blanca, según medios españoles, han aparecido dudas del plantel hacia el discurso de ‘Zizou’. Y esto se refleja en los últimos resultados. Desde que tuvieron esa estrepitosa caída ante la Real Sociedad en la Copa del Rey empezaron a transitar una línea descendente: golearon 4-1 al Osasuna, pero después empataron de local 2-2 ante Celta de Vigo y cayeron 1-0 de visita ante el débil Levante. Esto significó que perdieran el liderato tras ceder cinco puntos en las últimas dos fechas.

Por si la pérdida del primer puesto no fuera suficiente, ante el Levante perdió también al francés Eden Hazard, quien se lesionó y podría haber dicho adiós a la temporada. Pero no todo acaba allí. El mal momento colectivo también ha contagiado al goleador del equipo, el francés Karin Benzema. Luego de tener un 2019 magnífico, el galo solo ha marcado dos veces este año.

Los rivales

Aunque esto es fútbol y todo puede pasar, el Napoli de Gennaro Gatusso promete sacarle canas verdes al conjunto de Setien. El equipo italiano, que le tocará comenzar la llevar en su recinto ante el Barza, lleva tres triunfos consecutivos y solo recibió un tanto en los últimos 270 minutos. Además, cuenta con jugadores que en una buena tarde pueden traerle problemas a la defensa azulgrana, como lo son Llorente y Callejón.

El Real no tiene un camino más despejado ni mucho menos. El contendiente de turno será nada menos que el Manchester City de Pep Guardiola. Los ‘Citizens’ ya tienen la suerte echada en la Premier, tras la arrolladora campaña del Liverpool, y se jugarán todas sus cartas en el torneo continental. No se va a descubrir nada cuando se afirma que, pese a la irregular campaña en el torneo local, el conjunto celeste cuenta con uno de los mejores planteles en el mundo. Será un choque de poder a poder contra los de Zidane. Se viene una semana más que difícil para dos de los clubes más poderosos del mundo. Primero deberán demostrar su vigencia en el torneo más importante del ‘Viejo Continente’ y luego se verán las caras en el clásico.

TE PUEDE INTERESAR

MIRA MÁS VIDEOS

No te pierdas