La compañía especializada en repartos llegó inicialmente a Lima y luego se expandió a cuatro provincias del país: Arequipa, Trujillo, Piura y Cusco. (Foto: Rappi)
La compañía especializada en repartos llegó inicialmente a Lima y luego se expandió a cuatro provincias del país: Arequipa, Trujillo, Piura y Cusco. (Foto: Rappi)
Redacción EC

La compañía colombiana ha reportado una inversión de US12 millones en un año de servicios cumplido en Perú.

“Perú fue el séptimo país en donde Rappi aterrizó y, desde entonces, nuestra presencia y aceptación no ha dejado de crecer entre los usuarios peruanos", expresó José Ignacio Bernal, Country Manager de Rappi Perú.

"Durante nuestro primer año, hemos atendido más de 7 millones de pedidos en todo el Perú, dando oportunidades a pequeñas y grandes empresas, y trabajamos con más de 5.000 aliados. Nuestro objetivo es seguir expandiéndonos para llegar a más peruanos y hacer más fácil la vida de las personas”, agregó.

Rappi llegó inicialmente a Lima y luego se expandió a cuatro provincias del país: Arequipa, Trujillo, Piura, Cusco (desde el 7 de noviembre) y próximamente a Chiclayo.

Tras su éxito en la capital, la startup invirtió US$10 millones para su crecimiento en Arequipa, Trujillo y Piura.

Según la compañía, su ingreso al país ha “favorecido a otros servicios, como restaurantes y negocios que han incrementado sus ingresos y el número de sus ventas”.

A la fecha, la empresa de capitales colombianos cuenta con más de 20.000 repartidores afiliados en Lima y más de dos millones de usuarios.