Los restos del ómnibus siniestrado el 2 de enero continúan en el precipicio. (Dante Piaggio / El Comercio)
Los restos del ómnibus siniestrado el 2 de enero continúan en el precipicio. (Dante Piaggio / El Comercio)

La Sala Especializada en Protección al Consumidor del Tribunal del Indecopi (SPC) confirmó, en última instancia administrativa, la multa a la Empresa de Transportes San Martín de Porres S.A, propietaria del bus interprovincial que se desbarrancó en , causando la muerte de 52 personas en enero del 2018.

Se trata de la máxima sanción, 450 UIT, equivalente a S/ 1'890.000, por infringir el artículo 25° del Código de Protección y Defensa del Consumidor.



Mediante Resolución N°0940-2019/SPC-INDECOPI, la SPC ratificó lo determinado por la Comisión de la sede del Indecopi en Lima Norte, en julio pasado, debido a que la empresa "expuso a riesgo injustificado a los pasajeros que viajaban en el bus de placa B0K-954, pues el chofer excedió la jornada máxima de manejo acumulada de 12 horas, en un periodo de 24 horas".

Además de la multa, la SPC confirmó las medidas correctivas ordenadas a la Empresa de Transportes San Martín de Porres S.A. a fin de evitar que los conductores de sus unidades vehiculares excedan la jornada máxima de manejo acumulada (12 horas). Entre ellas, se ordenó poner a disposición de los consumidores, y cuando estos lo requieran, información sobre los conductores asignados al servicio de transporte contratado por ellos; esto es, sus datos de identificación y las horas de conducción realizadas en las últimas veinticuatro (24) horas.

Miércoles 3 de enero: miembros de la PNP, bomberos y personal del Indeci en las labores de recuperación de cuerpos. (Foto: Mininter)
Miércoles 3 de enero: miembros de la PNP, bomberos y personal del Indeci en las labores de recuperación de cuerpos. (Foto: Mininter)

El 2 de enero de 2018, un bus interprovincial de la empresa San Martín se cayó al precipicio en el km 48 de la carretera Panamericana Norte (Huaral), en la zona de Pasamayo. El vehículo había sido impactado por un tráiler, lo que provocó su caída por un acantilado de más de 110 metros.

Las labores de rescate se prolongaron por casi tres días. La neblina y la zona de difícil acceso dificultaron estos trabajos realizados por la policía y los bomberos. Solo seis pasajeros sobrevivieron.

(Juan Guillermo Lara)
(Juan Guillermo Lara)

Un informe policial concluyó que la responsabilidad mayor del accidente recae en el conductor del camión que ocasionó el choque, Christian Quillahuaman Cusihuaman, por haber invadido parcialmente el carril contrario por donde se desplazaba el bus de la empresa San Martín. En enero de este año, el Segundo Juzgado Penal Unipersonal de Huaral lo sentenció a ocho años de prisión.​

- La otra empresa involucrada quiso transferir sus bienes -

Meses después del accidente, la otra empresa involucrada en la tragedia, Levisa S.A, dueña del camión cuyo chofer iba a excesiva velocidad e impactó contra el bus, se deshizo de la mayoría de sus bienes. Si al 22 de enero del 2018 la empresa contaba con 47 vehículos a su nombre, tres meses después se había deshecho de 43 de ellos. Sin embargo, el Segundo Juzgado Penal Unipersonal de Huaral ordenó, este año, declarar nula la transferencia de bienes muebles e inmuebles de Levisa, tercera civil responsable.

TAGS RELACIONADOS