(Bryan Albornoz/El Comercio)
(Bryan Albornoz/El Comercio)

El Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Huaral resolvió este martes 22 de mayo incluir a la empresa TJ Corporation Levisa S.R.L. como tercero civil responsable de la tragedia de . Levisa es la dueña del camión que chocó contra el bus de la empresa San Martín, accidente en el que murieron 52 personas en enero de este año.

El 14 de marzo pasado, la fiscalía pidió que Levisa fuese incluida en el proceso a fin de asegurar la reparación civil de los seis sobrevivientes y de los deudos de la tragedia.

En la audiencia, Edward Escobar Arrese, representante de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Huaral, recordó que el 2 de enero Levisa envió a su chofer a recoger carga. Según el fiscal, el conductor Christian Quillahuamán iba a excesiva velocidad por el serpentín de Pasamayo. En una curva, invadió el carril contrario y chocó contra el bus de la empresa San Martín y empujó el vehículo a un abismo.

—Posición—
Este Diario denunció la semana pasada que la empresa de transporte de carga se viene deshaciendo de sus bienes. Entre enero y abril, Levisa S.R.L. transfirió 43 de sus 47 vehículos y dos inmuebles a sus accionistas y a algunos parientes de estos. Miriam Medrano Romero pagó supuestamente S/193 mil para comprar 17 de los vehículos. Ella, sin embargo, figura como beneficiaria de Bono 500, un fondo del Estado para damnificados de El Niño costero.

Levisa solo ha mantenido a su nombre el remolque y semirremolque que conducía Quillahuamán el 2 de enero.

En la audiencia del martes, sin embargo, la abogada de Levisa aseguró que la compañía no pretende evadir responsabilidades. Aunque, inmediatamente, añadió: “No está acreditado el daño causado por el chofer Christian César Quillahuamán Cusihuamán. No existen medios probatorios, ni siquiera indicios”.

Los deudos de las víctimas y los sobrevivientes solicitaron al fiscal del caso anular las transferencias de Levisa.

TAGS RELACIONADOS