Retrato del autor tomado por Georg E. Hansen, parte de la colección del Museo de Hans Christian Anderson en Dinamarca. (Foto: H.C. Andersens Odense)
Retrato del autor tomado por Georg E. Hansen, parte de la colección del Museo de Hans Christian Anderson en Dinamarca. (Foto: H.C. Andersens Odense)
Daniel Goya

Había una vez un contador de cuentos que quería ser actor. Un dibujante que soñaba con ser cantante. El hijo de un zapatero que le decía a los demás era el hijo ilegítimo de un millonario. Podría decirse que los cuentos de comenzaron desde sus anhelos. Cómo no vincular la historia de “El patito feo” con su propia vida, en la que intenta encajar tantas veces en tantas disciplinas artísticas solo para ser rechazado y finalmente reconocerse en otros campos donde recibiría elogios y reconocimientos.

Pero antes de los premios y la fama, hay que contar la parte más terrible de la vida de Hans Christian Andersen para, luego, llegar al final feliz. Uno de los más renombrados escritores de literatura infantil nació en medio de la pobreza, en un pueblo llamado Odense un 2 de abril de 1805. Dicen los investigadores de la vida del escritor que siempre consideró que su origen pobre, sin apellido ilustre, ni títulos era un lastre para lo que quería conseguir.

Cuando tenía solo 14 años decidió convertirse en cantante de ópera. Pronto recibió rechazos. Su voz no estaba bien entrenada y las burlas lo rodeaban. Sin embargo, Giuseppe Siboni, el fundador y director de la Real Academia Danesa de Música, conoció al joven Hans Christian y vio en él potencial. Decidió patrocinar los estudios de canto que tanta falta le hacían. No obstante, el duro invierno y las pésimas condiciones en las que se encontraba la habitación de Andersen hicieron que poco a poco perdiera la voz y no pudiera seguir con las lecciones.

Tiempo después una tragedia escrita por Andersen llamada “Alfsol” llamó la atención de Jonass Collin, quien en ese momento era el director del Teatro Real de Copenhague. Gracias a Collin, el rey Federico VI conoció al joven dramaturgo. Así fue enviado a estudiar a la escuela de Slagelse y Elsinor.

CIUDADANO DE MUNDO

Hans Christian Andersen viajó mucho y pudo conocer Italia, Alemania, Suecia, España y Gran Bretaña. Producto de esos viajes son varios libros en los que cuenta sus aventuras por esos países. Pero los libros de viajes no serían su despegue literario. En 1835 publicó “El improvisador”, ese fue su primer éxito y casi inmediatamente aprovechó la cresta de la ola para publicar “Historias de aventuras para niños”, no obstante estos cuentos no tuvieron el éxito comercial que el autor y la editorial esperaban.

No se rindió. Andersen parecía empecinado a tener éxito en el mundo de la literatura y siguió publicando hasta que entre 1838 y 1843 publicó dos nuevos tomos de historias para niños. Fue en estas publicaciones que aparecieron por primera vez los cuentos “El patito feo”, “El traje nuevo del emperador”, “La reina de las nieves”, “Las zapatillas rojas”, “El soldadito de plomo”, “La sirenita”, “Pulgarcita”, “La princesa y el guisante”, “La sombra”, “El ruiseñor”, entre otros títulos.

HISTORIAS INMORTALES

Una sirena que se enamora de un hombre y que hace todo para conseguir un par de piernas que le permitan caminar a su lado. Un pato que es burlado por su físico, pero que luego descubre que es más hermoso de lo que nunca se imaginó. Un Rey tan crédulo que piensa que usa un traje que solo las personas inteligentes pueden ver. La imaginación de Hans Christian Andersen ha cautivado al mundo. De sus historias se han derivado producciones de películas, mini series, dibujos animados, juegos infantiles y canciones. Un claro ejemplo de la influencia de Andersen hasta nuestros días es que Disney tiene entre manos un relanzamiento de la historia de “” pero esta vez interpretada por actores de carne y hueso. Y aunque la producción ha sido detenida por los problemas originados por el coronavirus, es un proyecto que tarde o temprano saldrá a la luz y será un nuevo testimonio de la vigencia de un autor que consiguió superar su pobreza y convertirse en uno de los artistas más importantes de la historia.

Interesados en leer los cuentos del autor los pueden encontrar

VIDEO RECOMENDADO

“Modern Family” se despide con Sofía Vergara hecha la gran reina de la TV

“Modern Family” se despide con Sofía Vergara hecha la gran reina de la TV

TE PUEDE INTERESAR