El parecido era sorprendente, y no por casualidad. Este sábado, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, confirmó que es el hijo ilegítimo de un secretario personal de Winston Churchill, que mantuvo una breve relación con su madre Jane.

 

"Me he enterado de que mi padre biológico no era Gavin Welby, sino en realidad Sir Anthony Montague Browne. Es una inmensa sorpresa", declaró el líder espiritual de 85 millones de anglicanos en todo el mundo, en un comunicado de la Iglesia de Inglaterra que confirma lo adelantado por el Daily Telegraph.

El sorprendente descubrimiento fue acogido como "una historia de redención y esperanza" por el arzobispo, de 60 años. Según dice, "no hay crisis existencial alguna, ni resentimiento hacia nadie".

► 

"Yo encuentro lo que soy en Jesucristo, y no en la genética. Mi identidad no cambiará nunca", añadió.

Hasta ahora, y pese a los rumores, siempre pensó que era "un niño concebido durante la luna de miel" de Gavin Welby, un vendedor de whisky fallecido en 1977, y su madre Jane.

Sin embargo, el Daily Telegraph afirmó poseer la prueba de que su padre era en realidad Anthony Montague Browne, fallecido en 2013. El diario contactó con Justin Welby, y éste decidió someterse a un test de ADN que reveló su verdadera filiación.

► 

Según la comparación entre una muestra de su saliva y cabellos de Anthony Montague Browne, quien trabajó para Winston Churchill entre 1952 y 1965, la probabilidad de que sean padre e hijo es del 99,9779%. Justin Welby se enteró de la noticia justo antes de Pascua.

La madre del arzobispo, Jane Welby, de 86 años, habló de un "shock casi increíble". Y confirmó que "días antes" de su matrimonio "repentino" y breve con Gavin Welby, tuvo una breve relación con Montague Browne "facilitada por una gran cantidad de alcohol de ambos lados".

El propio Justin Welby conoció personalmente de niño a Montague Browne, sin saber que era su padre biológico, ya que su madre trabajaba por entonces en Downing Street.

► 

- Una trayectoria singular -

El líder anglicano aseguró que esta historia no ha cambiado para nada la relación con su madre, a la que admira por haber sido capaz de "mirar[lo] a los ojos".

"Descubrir que el padre de uno no es quien se pensaba no es nada inusual. Ser hijo de una familia con grandes dificultades para relacionarse, problemas de adicción o de otras cosas es algo extremadamente banal", destacó Justin Welby. El arzobispo explicó también que su madre y su padre habían sido alcohólicos, aunque ella, según él, no bebe desde hace más de cincuenta años.

Después de hacer estudios de derecho e historia en Cambridge, Justin Welby trabajó once años para compañías petroleras, hasta que cambió radicalmente de vida y se ordenó diácono en 1992, previo paso por unos estudios de teología. En 2013 fue entronizado arzobispo de Canterbury.

► Un disco de Winston Churchill está entre los más vendidos en el Reino Unido

Quienes conocieron a Sir Anthony, fallecido en 2013, no estaban tan sorprendidos del descubrimiento, dado el gran parecido entre este ex piloto de la RAF que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial y el dignatario anglicano.

Lady Shelagh Montague Browne, la viuda del ex secretario personal de Churchill, tenía fuertes sospechas. Máxime cuando su marido le dijo un día: "Dicen que tengo un hijo... Algún día descubrirás quién es".

Hacia el final de su vida, cuando se encontraba en un centro para ancianos, Anthony Montague Browne confió a su yerno que Justin Welby podría ser su hijo. Los dos hablaban en francés para que los demás no se enteraran de nada.

Fuente: AFP