Mauricio Claver-Carone es uno de los asesores más cercanos de Donald Trump. Si logra la presidencia del BID, sería el primer estadounidense en llegar al cargo. (EFE)
Mauricio Claver-Carone es uno de los asesores más cercanos de Donald Trump. Si logra la presidencia del BID, sería el primer estadounidense en llegar al cargo. (EFE)
Farid Kahhat

Analista internacional

fkahhat@comercio.com.pe

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) solo ha tenido cuatro presidentes en sus sesenta años de existencia, todos ellos latinoamericanos. Hoy en día el gobierno de (que cuenta con un 30% del poder de voto) propone como próximo presidente del BID a su asistente especial Mauricio Claver-Carone. Ello dio lugar a una serie de pronunciamientos que piden postergar la decisión hasta después del proceso electoral en .

El excanciller Luis Gonzales Posada atribuyó la propuesta de postergar la elección del presidente del BID a una “histórica fobia antinorteamericana”, y atribuyó la iniciativa al izquierdis-ta Grupo de Puebla. Pero ni la propuesta de postergar la elección del presidente del BID provino originalmente del Grupo de Puebla, ni se basa en emociones irracionales como el odio.

Para empezar, que todos los presidentes del BID hayan sido latinoamericanos no es producto del azar, sino de un acuerdo explícito. En términos del entonces presidente de Estados Unidos, el exmilitar conservador Dwight Eisenhower, “para que esta institución tenga éxito, la función de liderarla debe pertenecer a los países latinoamericanos”. Puede encontrar esa cita de Eisenhower en el pronunciamiento en favor de postergar la elección en el BID que han hecho público cinco exmandatarios de la región: Ricardo Lagos, Fernando Henrique Cardoso, Julio María Sanguinetti, Juan Manuel Santos y Ernesto Zedillo (ninguno de los cuales pertenece al Grupo de Puebla, y tres de ellos podrían ser calificados como políticos de derecha).

Pero el tema no se restringe a una tradición amparada por un acuerdo de 1958. También involucra la motivación de la Administración Trump al impulsar dicha candidatura y la identidad del candidato. En cuanto a lo primero, el pronunciamiento de los cinco exgobernantes califica la propuesta como una “nueva agresión del Gobierno de Estados Unidos al sistema multilateral basado en reglas convenidas por los países miembros”. De hecho, existen antecedentes históricos de intentos de emplear al BID como instrumento de la política exterior estadounidense. Por ejemplo, cuando en la década del ochenta la Administración Reagan intervino para impedir que el BID concediera préstamos al gobierno sandinista de Nicaragua.

Ronald Reagan consiguió ese objetivo sin contar con la anuencia del entonces presidente del BID, el mexicano Antonio Ortiz Mena. Ahora Trump quiere como presidente a alguien que, como Claver-Carone, no solo no está calificado para el puesto (su principal calificación sería que fue director ejecutivo del FMI, cargo esencialmente político), sino que además es un extremista que dedicó sus mejores esfuerzos a sabotear la política de la Administración Obama hacia nuestra región (por ejemplo, en casos como el de Cuba).

Y esa es una razón adicional por la que no debe ser presidente del BID. El principal argumento que brindó Gonzales Posada en favor de respaldar al candidato de Trump fue la importancia que tiene para el Perú la relación bilateral con EE.UU. Pues bien, a juzgar por las encuestas, es probable que a partir de enero del 2021 Donald Trump deje de ser presidente de dicho país. Y sabemos que el opositor Partido Demócrata tampoco respalda la candidatura de Claver-Carone. Consultado sobre ella por el periodista Andrés Oppenheimer, Kevin Muñoz, vocero de la campaña de Joe Biden, dijo que se trataba del típico candidato de la Administración Trump: “Demasiado ideologizado, poco calificado y en busca de un nuevo trabajo después de las elecciones de noviembre”.

El senador demócrata Patrick Leahy fue aún más explícito en su declaración en torno al tema: “Además, si el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y otros países contribuyentes del BID creen que este candidato ayudará a generar apoyo en el Comité de Asignaciones del Senado de EE. UU., del cual soy vicepresidente, para un aumento de capital para el banco, el señor Claver-Carone es el candidato equivocado para alcanzar este objetivo”.


VIDEO RECOMENDADO

Chile entró en la pandemia sin recuperarse de la crisis de 2019

TE PUEDE INTERESAR