Boris Johnson dijo que sometería el acuerdo al parlamento, bajo la forma del proyecto de ley que debe traducirlo a la legislación británica, antes de que los diputados se tomen las vacaciones de fin de año. (Foto: Archivo/AFP).
Boris Johnson dijo que sometería el acuerdo al parlamento, bajo la forma del proyecto de ley que debe traducirlo a la legislación británica, antes de que los diputados se tomen las vacaciones de fin de año. (Foto: Archivo/AFP).
Redacción EC

Londres. El primer ministro británico, , habría logrado, según las encuestas a pie de urna, la amplia mayoría parlamentaria que necesita para permanecer en el cargo e impulsar su plan de . Esto es lo que puede ocurrir tras su victoria.

Llevar a cabo el Brexit

El Partido Conservador de Johnson hizo campaña prometiendo sacar de una vez por todas al de la Unión Europea, más de tres años después del referéndum que aprobó el Brexit en el 2016.

Tras llegar al poder en julio, Johnson logró renegociar el acuerdo de divorcio con Bruselas, pero no tuvo suficientes votos en la Cámara de los Comunes para aprobarlo.

Ahora que una mayoría de parlamentarios está a favor del texto, se espera que se apresure en obtener su adopción a tiempo para llevar a cabo el Brexit en la nueva fecha prevista, el 31 de enero.

El acuerdo tiene dos partes.

Un hombre agita una bandera de la Unión y una bandera europea juntas en College Green frente a las Casas del Parlamento en una protesta contra el Brexit en el centro de Londres. (Foto: AFP/Archivo)
Un hombre agita una bandera de la Unión y una bandera europea juntas en College Green frente a las Casas del Parlamento en una protesta contra el Brexit en el centro de Londres. (Foto: AFP/Archivo)

El Tratado de Retirada detalla aspectos claves del divorcio, como los derechos de sus respectivos ciudadanos, la factura de unos 39.000 millones de libras que Reino Unido debe pagar y la forma de mantener abierta la frontera en la isla de Irlanda.

Este va acompañado de una declaración política que esboza las grandes líneas de la futura relación económica y de seguridad entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Johnson dijo que sometería el acuerdo al parlamento, bajo la forma del proyecto de ley que debe traducirlo a la legislación británica, antes de que los diputados se tomen las vacaciones de fin de año.

Pero el debate en detalle del texto no se espera hasta principios de enero, tanto en la Cámara de los Comunes (baja) como en la de los Lores (alta).

El texto debe también ser ratificado por el Parlamento Europeo antes de entrar en vigor, poniendo fin formalmente a 46 años de integración británica en la Unión Europea..

Negociaciones comerciales

Sin embargo, nada cambiará inmediatamente después de la fecha oficial del Brexit. El Tratado prevé un periodo de transición para permitir que empresas y administraciones se adapten a la nueva situación y dejar tiempo para negociar la futura relación.

Dicho periodo termina el 31 de diciembre del 2020 y Johnson asegura que para entonces habrá alcanzado un ambicioso acuerdo de libre comercio con la Unión Europea., el principal socio comercial del Reino Unido.

Pero la mayoría de expertos independientes considera que este tiempo es insuficiente para negociar un acuerdo de tal alcance, y mucho más para ratificarlo e implementarlo.

El Tratado de Retirada permite ampliar el periodo de transición en uno o dos años, pero Londres debe solicitarlo antes del 1 de julio del 2020.

Los críticos de Johnson están alarmados por la forma en que parece luchar con los puntos más sutiles del Brexit y cuestionar su atención al detalle en trabajos anteriores. (Foto: EFE)
Los críticos de Johnson están alarmados por la forma en que parece luchar con los puntos más sutiles del Brexit y cuestionar su atención al detalle en trabajos anteriores. (Foto: EFE)

¿Nuevo líder laborista?

La victoria de Johnson sella una derrota electoral para el líder del principal partido de oposición, el laborista Jeremy Corbyn, y es probable que suscite llamados a su dimisión.

Pese al apoyo a muchas de las propuestas de la izquierda, incluida la nacionalización de los ferrocarriles, Corbyn emprendió la campaña como el líder opositor más impopular en casi medio siglo.

Considerado un rebelde incluso dentro de su partido, este político situado mucho más a la izquierda que gran parte de los laboristas sorprendió a muchos al ganar el liderazgo de la formación en septiembre del 2015.

Sobrevivió a la rebelión de su propia cúpula gracias al apoyo de las bases y obtuvo un resultado mejor de lo esperado en las elecciones del 2017.

Pero fue criticado por su posición ambigua sobre el Brexit, al prometer un nuevo referéndum pero asegurar que se mantendría neutral.

Y por no actuar con suficiente rapidez y determinación a las numerosas acusaciones de antisemitismo dentro de su partido.

Fuente: EFE