Emilio Lozoya aceptó cooperar con la Fiscalía General. (Reuters).
Emilio Lozoya aceptó cooperar con la Fiscalía General. (Reuters).
BBC News Mundo

Servicio de noticias

La llegada de a es algo que el gobierno del presidente estaba esperando desde hace tiempo.

El exdirector de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) fue detenido en España en febrero pasado, varios meses después de que la Fiscalía General de la República (FGR) de México pidiera su captura a nivel internacional.

El exfuncionario aceptó la extradición, por lo que salió la tarde del jueves de Madrid custodiado por autoridades mexicanas.

Está acusado por haber recibido sobornos por US$10 millones de la constructora brasileña Odebrecht, parte de los escándalos de corrupción destapados desde 2016 en América Latina.

Lozoya rechaza la acusación, sin embargo, ha acordado con la FGR cooperar con la investigación.

Lozoya era parte del círculo de colaboradores más cercano al presidente Peña Nieto (al frente). (Getty Images).
Lozoya era parte del círculo de colaboradores más cercano al presidente Peña Nieto (al frente). (Getty Images).

López Obrador dijo que la extradición de Lozoya podría esclarecer otros casos de presunta corrupción entorno a Pemex y al gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

"Él aceptó de manera voluntaria la extradición y hay un compromiso de que va a informar sobre lo que sucedió acerca de los presuntos fraudes por los que se le acusa y va a hablar, considero, de Odebrecht, y de otro tipo de ilícitos", dijo este jueves el presidente.

¿De qué se le acusa?

Lozoya Austin, de 45 años, fue director de Pemex de 2012 a 2016, periodo en el que la constructora brasileña Odebrecht obtuvo contratos con el gobierno del presidente Peña Nieto.

El exfuncionario enfrenta dos acusaciones por realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, ejercicio indebido del servicio público y cohecho.

Además, es investigado por la compra irregular de una compañía de fertilizantes, la cual fue adquirida con sobreprecio.

López Obrador espera que Lozoya presente pruebas sobre actos de corrupción durante el sexenio anterior. (EPA).
López Obrador espera que Lozoya presente pruebas sobre actos de corrupción durante el sexenio anterior. (EPA).

La primera investigación contra Lozoya, por parte de la Secretaría de la Función Pública, concluyó en 2019 con su inhabilitación para ejercer cargos públicos por 10 años.

Se comprobó que el exfuncionario poseía varias cuentas bancarias con "saldos de cientos de miles de pesos" que omitió en su declaración patrimonial. Él asegura que eran cuentas de familiares.

Fue detenido por las autoridades españolas en Málaga, en el sur de España, donde podría haber luchado en los tribunales para evitar su extradición.

Sin embargo, aceptó ser llevado a México incluso renunciando al derecho de no ser acusado por otros delitos diferentes a la petición de extradición.

“Presentará pruebas”

López Obrador señaló este jueves que Lozoya "al parecer presentará pruebas" sobre actos de corrupción de legisladores durante el sexenio de Peña Nieto (2012-2018).

Entre los posibles señalamientos estarían sobornos a congresistas que aprobaron la reforma energética de 2013 -criticada por el actual mandatario- que abrió la industria petrolera a la inversión privada.

"No sólo es el proceso judicial, sino el ejemplo, el que no se celebre, no se festeje al corrupto, sino que se le estigmatice", dijo el presidente, quien consideró que "la llegada del señor Lozoya va a ayudar mucho".

Fuentes de medios en México, entre ellos el diario Reforma, indican que Lozoya posee 18 horas de grabaciones que mostrarían acuerdos entre políticos y funcionarios del gobierno anterior.

Hasta ahora el expresidente Peña Nieto no ha sido señalado como presunto responsable de algún acto de corrupción.

___________________

VIDEO RECOMENDADO

Trump elogia la "gran relación" con el presidente de México AMLO (AFP).

TE PUEDE INTERESAR